Social Media

Los ‘tweets’ cortos dominan en las situaciones de gran impacto social

twitter-mensajes
Escrito por Iván Durán

Senseable City Lab ha revelado gracias a un estudio, que los mensajes cortos dominan en las situaciones en las que el impacto social es importante.

La relación entre el volumen de actividad en las redes sociales y la longitud de los mensajes publicados en ellas es muy similar en todo el mundo, según ha desvelado MIT Senseable City Lab en un estudio realizado a lo largo de los dos últimos años. La conclusión a la que llega Senseable City Lab, que, explica uno de sus investigadores, Michael Szell, “lleva a cabo proyectos de datos a gran escala, a menudo basados en la tecnología móvil o las redes sociales, para evaluar los patrones en entornos urbanos o entre redes de personas conectadas tecnológicamente” es que en eventos de gran volumen de actividad, los mensajes que se pueden llegar a escribir en redes sociales como Twitter son de un tamaño más pequeño que cuando el impacto no es tan grande.

El estudio ha analizado momentos de gran repercusión social en todo el mundo entero, por ejemplo, datos de Twitter en abril del 2012, cuando el golfista Bubba Watson ganó el torneo de Los Maestros a Louis Oosthuizen en un frenético desempate, la elecciones de Estados Unidos en noviembre del 2012 y durante la gran tormenta de nieve en febrero de 2013, entre otros.

Análisis de los mensajes dependiendo del impacto social

Carlo Ratti, director del Laboratorio de MIT Senseable City Lab y profesor asociado de la práctica en el Departamento de Estudios Urbanos y Planificación, ha desvelado que el hecho de que los mensajes sean más cortos “está relacionado con la comprensión de lo que está sucediendo, ya que de esta manera la respuesta es más rápida e impulsiva”.

Carlo Ratti, director del MIT Senseable City Lab

Dicha tesis se basa en que en los momentos de menor actividad social, tomando como medida de estudio Twitter, los mensajes que escriben los usuarios y comparten con la masa son de una longitud que oscila entre 70 y 120 caracteres (en Twitter como máximo se pueden escribir mensajes de 140 caracteres). En cambio, en los momentos donde el tráfico de noticias que se actualizan constantemente, incrementándose incluso la frecuencia un 200%, los tweets que se escriben tienen de media una longitud de menos de 25 caracteres. “Si se compara la tasa de mensajes frente a la longitud del mismo, se obtiene una relación matemática entre estos el los principales eventos”, añade Szell.

Ratti, Szell y también Sebastian Grauwin, otro investigador de Senseable City Lab, abundan en esta teoría en un nuevo artículo publicado en PLoS ONE y llamado Contraction of online response to major events. En él desgranan más datos curiosos sobre los grandes eventos antes mencionados, por ejemplo, cómo la mayoría de los usuarios querían representar la remontada de Bubba Watson en el torneo de Los Maestros. “Gran parte de tweets contienen el nombre de Bubba seguido de un número variable de exclamaciones”. “Básicamente hemos encontrado este efecto cada vez que ocurre un evento”, dice Szell en el libro.

Sin embargo, dentro de ese estudio, hay un pequeño “indice de frustración”, como lo muestra que una minoría de usuarios sobrepasan los 140 caracteres de Twitter. Según Ratti, “un estudio sobre ello podría hacer que el diseño de las plataformas de las redes sociales cambie”; en cualquier caso, los datos, indica el experto, sugieren que éste es un problema que hay que analizar.

Imagen: Christine Daniloff and José-Luis Olivares/MIT

Sobre el autor de este artículo

Iván Durán

Nacido en Madrid allá por el 1992. Periodista formado en la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada. Aprendiendo a redactar y especializándome en contenidos tecnológicos en TICbeat