Social Media

Los medios de EEUU ‘ponen los cuernos’ a Snapchat con Instagram

Instagram demanda una extensión de contenidos aproximada
Escrito por Marcos Merino

Tanto con sus funcionalidades originales como copiadas (de Snapchat), Instagram está sabiendo atraerse la atención de los medios, en detrimento de su rival.

Algunos de los principales medios de comunicación estadounidenses están empezando a subirse al carro de Instagram tras los recientes cambios introducidos por esta app propiedad de Facebook, lo que ha repercutido negativamente sobre Snapchat, cuya funcionalidad Discover resultó clave hace un tiempo para animar a muchos medios a cambiar su estrategia con respecto a esta clase de redes sociales. Sin embargo, Instagram ha sabido adelantar a Snapchat en su propio terreno, y éste está pagando el pato perdiendo peso en la apuesta social media de muchas publicaciones.

Y es que Instagram ha sabido adelantarse a la hora de ofrecer funcionalidades que resultan clave para éstas, como unos datos estadísticos relevantes que permiten a los editores cuantificar su inversión en redes sociales y recibir un feedback rápido de los cambios introducidos en su estrategia. A eso cabe añadir, sobre todo, las características implementadas en primer lugar en Snapchat que Instagram ha sabido copiar con un mayor impacto sobre sus cifras de usuarios. El punto de inflexión estuvo, probablemente, en el lanzamiento de Instagram Stories (basado en Snapchat Stories) hace ahora un año, que en tan sólo dos meses situó en 100 millones la cifra de usuarios diarios de Instagram.

Tras eso, Instagram ha seguido escuchando a los editores e implementando las funcionalidades que demandaban. Primero fue la posibilidad de enlazar a sitios externos (algo fundamental para los medios online) y más tarde la ampliación de la duración de los vídeos hasta un minuto de duración. Instagram también se ha volcado en la organización de workshops para enseñar a los profesionales de los medios a usar su plataforma.

Pero Mark Starker, director de fotografía digital de Condé Nast (compañía propietaria de revistas de referencia como Vogue, Wired O GQ, entre otras) señala que “es importante que los editores recurran a ambas aplicaciones para maximizar su audiencia y mitigar el riesgo de dependencia de una única plataforma“.

Vía | Digiday

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.