Social Media

Los fundadores de Snapchat borran todos los tuits de sus cuentas de Twitter

Los fundadores de Snapchat borran todos los tuits de sus cuentas de Twitter
Escrito por Manuela Astasio

Evan Spiegel afirma que la expresión instantánea define y cambia constantemente la identidad personal.

Lo que puede dar de sí un tuit escrito hace años está a la orden del día con polémicas como la que ha acabado con la dimisión del flamante concejal de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Guillermo Zapata (Ahora Madrid), después de que fueran recuperados algunos chistes de mal gusto que publicó en 2011, cuando aún no ejercía en la política.

Fuera de nuestras fronteras existen incluso aplicaciones, como Clear, centradas en revisar y diagnosticar el estado de nuestra cuenta de Twitter de cara a un posible escaneo de la esfera pública. Su fundador, Ethan Czahor, es un profesional de Internet a quien el republicano Jeb Bush fichó para un proyecto al que tuits antiguos le jugaron una mala pasada en Estados Unidos, un país en el que ya forma parte de la rutina escrutar la imagen online de todos aquellos que pasan a formar parte de la vida pública.

Lo que uno de los fundadores de Snapchat, la popular aplicación de mensajería fugaz que ha dibujado un nuevo escenario de privacidad, tenga que decir acerca de qué es la identidad en un mundo en el que todos podemos comunicarnos pública, masiva y globalmente de manera instantánea es, sin duda, relevante.

Evan Spiegel ha declarado en este vídeo que ha subido hoy a Youtube que, si bien la identidad personal está conformada por todo lo que un individuo ha hecho a lo largo de toda su vida, en los tiempos del chat móvil y el tuit y, en definitiva, es la expresión instantánea la que define quién eres en cada momento. Es decir, que la identidad y, por tanto, la imagen pública de un individuo, queda condicionada a todas y cada una de las publicaciones que esté comparta o haya compartido en algún momento de su existencia en Internet. Por eso, Spiegel ha borrado todos los tuits de su cuenta de Twitter, una decisión a la que después se ha sumado el otro cofundador, Bobby Murphy. Las cuentas de ambos siguen online y en abierto, pero con solo un tuit en el caso del primero y con ninguno en el del segundo.

En declaraciones recogidas por el Wall Street Journal, una portavoz de la compañía ha explicado que Spiegel ha hecho eso porque “quiere vivir el presente”. En Twitter desde diciembre de 2010, el cofundador de la startup, valorada en alrededor de 15.000 millones de dólares tenía 34.000 seguidores, entre los que figuraban perfiles tan prominentes como los de Jack Dorsey (Twitter), Bill Gates (Microsoft) y Eric Schmidt (Google).

Snapchat, lanzada en septiembre de 2011, se basa en el envío instantáneo de fotos y/o vídeos a uno o más usuarios, pero con una particularidad: cuando pasa un determinado período de tiempo, los borra, tanto del terminal del receptor como de los servidores de la aplicación. En general, el momento del borrado coincide con aquel en el que todos los receptores han visto el archivo.

Como explican en su blog, los fundadores de Snapchat se decidieron a lanzarse a esta aventura “tras escuchar historias bastante cómicas sobre gente que se tenía desetiquetar de sus fotos de Facebook a toda prisa cuando se acercaba una entrevista de trabajo”. Tenía que haber “una solución mejor” para eso.

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.