Social Media

Lo más fotografiado de 2015 en Instagram: gana Los Ángeles

instagram-pantalla
Escrito por Redacción TICbeat

En España Barcelona y Madrid se reparten los enclaves más fotogénicos en un ranking que solo rompe Ibiza.

Como cada fin de año, se nos acumulan los rankings. Instagram ha querido sumarse a esa costumbre tan prenavideña de hacer balance, y ha desvelado cuáles han sido los lugares más fotografiados por los usuarios de su plataforma a lo largo del presente año. El líder planetario es Disneyland, en Los Ángeles, mientras que en nuestro país el oro es para el Parc Güell de Barcelona.

Lo más fotografiado de 2015 en Instagram: gana Los Ángeles

En la clasificación mundial de fotogenia a Disneyland le siguen los estudios de Universal Pictures, también en Los Ángeles; Times Square y Central Park, ambos célebres enclaves neoyorquinos; la Torre Eiffel y el Museo del Louvre en París; el estadio Dodger de Los Ángeles, el puerto de Santa Mónica, en California, el Madison Square Garden de Nueva York y la Plaza Roja de Moscú. En definitiva, una lista muy made in USA, una hegemonía solo rota por la Torre Eiffel y Moscú.

Lo más fotografiado de 2015 en Instagram: gana Los Ángeles

Consciente de ello, en la red social de fotografía móvil han querido ampliar el enfoque por países, como, por ejemplo, España, donde Barcelona es líder indiscutible del ranking, con las tres primeras posiciones de la lista (Parc Güell, Sagrada Familia y Camp Nou) en su poder. En cuarto lugar se encuentra el estadio del Real Madrid, el Santiago Bernabéu, al que siguen la Puerta del Sol y el Retiro, también en Madrid. La lista continúa en la Ciudad Condal, con las transitadísimas Ramblas en séptima posición, y lo hace hasta el final, con la Playa de la Barceloneta y la Plaza de Cataluña, a excepción del Hotel Ushuaia de Ibiza, el único lugar del ranking que no está ni en Madrid ni en Barcelona.

Instagram, por cierto, sufrió noche dificultades técnicas en su servicio, que no pocos usuarios confundieron con un ataque hacker a sus cuentas, como reflejaron sus quejas en la red social Twitter. Y con razón, porque el error consistía básicamente en que los usuarios eran “expulsados” de su sesión en Instagram, con un mensaje que les informaba que su sesión se había cerrado porque el propietario de la cuenta debía de haber cambiado la contraseña de la misma. Un hecho que muchos atribuyeron automáticamente a que su perfil había sido hackeado. Fue también en la plataforma de los 140 caracteres donde Instagram respondió oficialmente a la preocupación de su comunidad, indicando que había sido un fallo en el sistema el que estaba provocando las incidencias, como recoge Recode.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.