Social Media

LinkedIn lanza un botón para seguir compañías

linkedinLa red social profesional ha lanzado su botón externo para seguir a las empresas en LinkedIn. Los administradores de una página web podrán instalarlo en su sitio y al pinchar, siempre que el usuario haya iniciado sesión, recibirá todas las actualizaciones del perfil de la compañía. La intención es agilizar la conexión de los miembros de la plataforma con el mundo corporativo.

LinkedIn ha exportado su botón para seguir compañías y ahora permite colocarlo en cualquier sitio web. Hasta ahora únicamente desde dentro de la red social se podía seguir a una empresa.

Las empresas ya pueden colocar en su página web un botón con el que el usuario puede empezar a seguir la compañía en LinkedIn automáticamente. En el caso de que no se haya iniciado sesión se abrirá una ventana para hacerlo. El funcionamiento es similar a la opción de follow que ya existe para Twitter.

Siguiendo a una compañía el usuario podrá recibir todas las actualizaciones de ésta en su red de LinkedIn. A las empresas les permitirá disponer de un medio de conexión directo para ser seguidas. Ya no será necesario entrar en su perfil de la red social y buscar el enlace correspondiente.

Objetivo: que el usuario mantenga la sesión abierta

Con este lanzamiento LinkedIn da un nuevo paso hacia un modelo que Facebook y Twitter están practicando con éxito desde hace tiempo. Estas redes sociales no sólo quieren que el usuario interactúe dentro de la plataforma. Van más allá, tratando de mediatizar su actividad en el conjunto de la Web.

De ahí que tenga tanta importancia el botón de compartir en Facebook o el de hacer tweet. LinkedIn también lanzó su botón para traer contenido externo a su plataforma. Con ello se consigue convertir estos sitios en foros de intercambio de información, con lo que tiene sentido para los usuarios mantener la sesión iniciada, para volcar en su red favorita cualquier cosa que sea de su interés o del de sus contactos.

De esta forma, las redes sociales logran tener un papel fundamental en la actividad que desarrolla un usuario cuando navega por Internet, aunque no esté dentro de la interfaz de la plataforma. Además de las ventajas que esto supone para su difusión y su uso, las compañías también obtienen información muy valiosa sobre el comportamiento y los intereses de sus clientes. Facebook de hecho, instala dos cookies en el navegador que sirven para rastrear los movimientos.

Otro ejemplo de esta filosofía es Google, quien también pretende que sus usuarios pasen cuando más tiempo conectados mejor. Sobre todo ahora que ha comunicado todos sus servicios con Google+, a la que quiere impulsar de cualquier forma.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano