Social Media

Line reivindica el rol de una plataforma social que va más allá de una ‘app’

La ‘app’ Line anuncia que comprará el servicio de música MixRadio
Escrito por Esther Macías

De los 181 millones de usuarios que usan Line a escala global unos 18 millones provienen de España, el país europeo donde mayor penetración ha tenido la propuesta de la compañía japonesa desde su lanzamiento en junio de 2011. Adriana Arias, directora de Marketing de la compañía, hace balance para TICbeat de la actividad de la compañía en nuestro país y adelanta sus próximos pasos.

En el ámbito de la mensajería instantánea, que tanto ha proliferado en los últimos años con el auge de Internet móvil y que ha logrado literalmente enterrar servicios de las operadoras como los SMS, hay pocas empresas que puedan hacer frente de forma digna al rey de este mercado: Whatsapp, propiedad del todopoderoso Facebook desde el pasado año, y con 800 millones de usuarios activos al mes a escala global. Una de las empresas nacidas en el ecosistema móvil que, si bien no hace sombra (solo lo consigue en algunos países asiáticos) a la empresa fundada por Jan Koum, sí destaca por su buen posicionamiento en algunos mercados, como es el caso del español, es la japonesa Line.

De los 181 millones de usuarios que usan Line a escala global unos 18 millones provienen de España, el país europeo donde mayor penetración ha tenido la propuesta de la compañía japonesa desde su lanzamiento en junio de 2011, de ahí que Madrid albergue la sede de la compañía en el Viejo Continente para la que trabajan ocho personas. “España es el país donde Line tiene mayor peso en Europa, seguido de Reino Unido, Alemania, Francia e Italia. La rápida adopción de los smartphones fue un claro impulsor. Sin duda el mercado español es un ‘early adopter’, abierto a innovar y probar nuevas cosas”, asegura a TICbeat Adriana Arias, directora de Marketing de la compañía en España.

Arias es consciente de la inferioridad de Line frente a Whatsapp en número de usuarios. “Es cierto que en Europa nuestros usuarios son bastantes menos que los que tiene Whatsapp, pero en otros mercados, por ejemplo en Taiwan, somos número uno”. La portavoz destaca, además, que mientras hasta ahora Whatsapp no ha lanzado una propuesta de llamadas de voz Line la tiene disponible desde hace tiempo. “Line no solo es una app de mensajería instantánea. También ofrecemos llamadas desde octubre de 2011 y videollamadas desde septiembre de 2013, y muchas más cosas. Los servicios de telefonía que ofrecemos están, además, totalmente adaptados a 4G y posibilitan que el consumo de datos sea menor, respecto a otras plataformas. Por otro lado, nuestra propuesta es multiplataforma de verdad, tanto para dispositivos móviles como para PC y para todos los sistemas operativos. Da igual desde qué dispositivo accedas, siempre verás tus conversaciones y si están leídas aparecerán como leídas”. En este sentido, es destacable que la japonesa se ha adelantado a Whatsapp en la adaptación de su plataforma para Apple Watch, el flamante wearable de la compañía de la manzana.

Aunque Arias no desvela el número de usuarios que utilizan ya los servicios de llamadas y videollamadas, éste, asegura, es elevado. “Hay que tener en cuenta la fuerte relación que hay entre España y Latinoamérica. Hay mucho tráfico entre ambos lados del Atlántico”.

 

Adriana Arias, directora de Marketing de Line en España.

Adriana Arias, directora de Marketing de Line en España.

 

Una plataforma ‘all in one’

Precisamente ser una plataforma ‘all in one’, que ofrece múltiples servicios y engloba numerosas aplicaciones (81, además de los chats y las llamadas, una app para hacer selfies, otra de cámara, otra de avatares…), es la gran ventaja de Line frente a otras soluciones de mensajería instantánea. “Literalmente en dos clics pasas de la aplicación de mensajería a las videollamadas”. Skype, no obstante, sí tiene una aproximación similar. “Pero es una empresa que viene del mundo del PC y se ha tenido que adaptar al móvil”, defiende Arias, “mientras que Line es una empresa nativa móvil”.

Line, de hecho, está también explorando otras vías, como es el caso del pago móvil que, de momento, es un servicio que solo se ha lanzado en Japón. “En Europa estamos analizando esta opción, pero lleva tiempo porque cada mercado tiene una regulación”, indica la portavoz.

La música es otra de las vías. La compañía anunciaba recientemente la compra de la compañía de streaming musical MixRadio con el fin de integrarla en sus servicios. De momento nada se sabe sobre cómo se articulará esta decisión, aunque Arias apunta que “la música es una parte esencial de la vida diaria de los usuarios y por ello también es uno de los pilares de la estrategia de Line para el crecimiento en el futuro cercano. Ayudar a los usuarios a conectarse con sus artistas favoritos y famosos y crear nuevas maneras de disfrutar de la música en la era del smartphone y la adquisición de MixRadio, es una parte importante de la estrategia de crecimiento de Line”.

Próximos pasos en Europa

¿Cuáles serán, por tanto, los próximos pasos del equipo de Line en Europa? “Nuestro foco está en un proyecto del que no puedo desvelar mucho que se dirige a aunar aún más nuestros servicios. Está relacionado con las llamadas y las videollamadas pero no puedo decir mucho más”, indica Arias. Ésta afirma que esta iniciativa, junto con la adaptación al mercado local de los servicios de la empresa, como es el caso de los populares stickers, que amplían gracias al trabajo con diseñadores locales, conforman la actividad más fuerte de Line en Europa.

“Los stickers de Line inicialmente tenían un background muy asiático, muy vinculada con el manga, pero estamos esforzándonos en lanzar nuevos muy adaptados a cada país. Por ejemplo, en España trabajamos con Diario de una volátil o Moderna de Pueblo, y tenemos packs de stickers en los que colaboran los usuarios como ‘Flipando en colores’, que es una expresión muy española. Hemos hecho incluso un sticker sobre la paella española. En realidad ya teníamos uno, pero lo hemos adaptado porque la verdadera paella valenciana lleva carne de conejo”, indica Arias para ejemplificar el nivel de detalle al que llega la compañía. Ésta está trabajando en otros nuevos que también incluyan sonido, como unos dedicados al cantante Paul Mccartney.

Modelo de negocio

La venta de stickers (algunos son de pago, otros no) es, de hecho, una de las fuentes de ingresos de Line Corporation, que cosechó en 2014 unos 667 millones de euros (un 114% más frente a 2013). Concretamente los stickers supusieron un 20% de los ingresos a la compañía a escala global. El resto del negocio provino a través de los juegos (un 60%) y las acciones B2B con empresas (20%). “La parte de Juegos se lleva directamente desde Japón, en Europa (y en España) no están todos disponibles. El modelo es freemium, es decir, el usuario tiene que pagar si quiere conseguir ciertas cosas”.

En lo que respecta al negocio con empresas, éste sí está bastante activado en nuestro país, según Arias. “Buscamos marcas, organizaciones, que quieran crearse cuentas oficiales en Line para que los usuarios puedan seguir contenido exclusivo que éstas comuniquen. Ya trabajamos con Coca-Cola, el Real Madrid, el Fútbol Club Barcelona, el Ayuntamiento de Barcelona, con empresas de moda como Desigual y con muchas celebridades. Llegamos a acuerdos con estas organizaciones de forma que o bien nos pagan unos fees o realizamos un intercambio de visibilidad, como fue el caso de una reciente campaña que hicimos con Coca-cola, con mucho éxito”.

La compañía está ahora, además, posicionando en el mercado otro servicio, Line @, lanzado en España en el primer trimestre del año y que “se dirige a aquellas pymes que no pueden permitirse tener su propia app para comunicarse con sus clientes. Es una suerte de CRM para comunicar eventos, ofertas, etc.”, finaliza Arias.

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.