Social Media

¿Leemos lo que compartimos (o viceversa)?

SONY DSC
Escrito por Marcos Merino

¿Es posible que un artículo sea un éxito de difusión pero no se lo lea nadie? Un estudio de posts compartidos en las redes sociales arroja datos curiosos.

El pasado 2 de febrero Felix Salmon, el blogger y especialista en asuntos financieros de la agencia Reuters, publicó un artículo llamado “viral Math” en el que analizaba las razones que podrían explicar que una web como Upworthy.com (un sitio de noticias virales que destaca por aplicar una estrategia de A/B a los titulares de las mismas) ostentara el primer puesto en número de posts compartidos en Facebook… con datos que multiplican por ocho los de inmediatos perseguidores como 22 Words, The Onion o Buzzfeed.

Aquí tenéis el gráfico:

"Viral Math"

Se inició en ese momento un debate en Twitter en el que Felix Salmon abordaba junto a otros redactores y directores de medios online las tesis de su artículo. En un momento dado, Shafqat Islam (fundador de Newscred.com) comentó: “Me pregunto cuántos comparten incluso antes de hacer clic en el artículo. Apuesto a que montones” y tras eso, el CEO de Chartbeat (compañía de analítica web en tiempo real) aportaba un dato chocante: “Efectivamente, nosotros no hemos encontrado ninguna correlación entre el número de veces que se comparte y la cantidad de gente que lo lee“. Los datos estaban extraídos de un estudio sobre Twitter, pero desde Chartbeat aclararon que su expectativa era que Facebook reprodujera los mismos patrones.

Dado que la industria de los medios online (y offline) parece haber asumido que la viralidad se identifica con repercusión y que el número de RT de una noticia constituye una prueba de su éxito, una afirmación como la de Chartbeat produce asombro: de pronto, es posible que una noticia sea retuiteada por un millón de personas y leída por ninguna (o viceversa).

The Verge (que se hacía también eco de este debate) ponía sobre la mesa diversas explicaciones para este hecho:

  1. Una parte importante de los clics a estos medios provienen de usuarios de dispositivos móviles, que pasan menos tiempo en cada página.

  1. Podría reflejar una predisposición de los lectores a compartir noticias felices o curiosas, frente a otras menos positivas que también les interesan pero no comparten.

  1. Algunas de las noticias más retuiteadas suelen tener titulares autodescriptivos, de forma que hacer click para leer el artículo no aporta demasiado (noticias de última hora, por ejemplo).

  1. Sencillamente, está la opción de que efectivamente difundimos noticias sin apenas haberlas leído.

Los datos de Upworthy

De una compañía como Upworthy, que dedica tanto tiempo a analizar la efectividad de sus titulares, no extraña que hayan recabado también información sobre este fenómeno. Han creado una nueva métrica (“Minutos de atención”), y sus conclusiones son igualmente curiosas:

Minutos de Atención / Upworthy

  • Aquellos que dedican únicamente el 25% del promedio de minutos de atención a un artículos lo comparten, efectivamente, más que los que le dedican el 100% de los mismos.
  • Sin embargo (y esta es la novedad), los que dedican a partir de un 125% del promedio de minutos de atención comparten un mayor número de veces que los anteriores.

La conclusión parece ser que la predisposición a compartir está polarizada entre los que meramente ojean los artículos y los que los repasan concienzudamente. Estos datos, claro, sólo se aplican al particular caso de Upworthy. Pero sirven como referencia para seguir estudiando este fenómeno.

[Imagen de Wikimedia]

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.