Social Media

La privacidad de WhatsApp y Facebook en el centro de la polémica

privacidad whatsapp facebook
Escrito por Eduardo Álvarez

La privacidad de WhatsApp continúa estando en el centro de la polémica en Europa. Ya hace más de un año que esta aplicación comunicó su intención de compartir datos de sus usuarios con su compañía matriz, Facebook, algo que ha comenzado a hacer en muchos países.

Sin embargo, no todos están conformes: en Alemania y Reino Unido se lo han prohibido, mientras que en Francia le acaban de dar un mes para que ponga freno a esta nueva privacidad.

Como os podéis imaginar, los datos que WhatsApp comparte con Facebook tienen un fin comercial. De hecho, se utilizan para mejorar las sugerencias de anuncios en la red social de Mark Zuckerberg.

El problema surgió porque la multinacional nunca avisó a las autoridades francesas de que estos datos se iban a utilizar para este fin. Además, no existía opción: o aceptabas la política de privacidad o te quedabas sin WhatsApp.

Por esta razón, Francia ha señalado que Facebook tiene 30 días para dar marcha atrás.

Actualmente, el principal negocio de Facebook Inc. es la publicidad, y un activo importante para que tenga un mejor resultado son sus usuarios de WhatsApp e Instagram.

La principal duda que surge tiene que ver con el trato y utilización que se les da a esos datos, que siguen siendo privados (o por lo menos, así deberían serlo).

Móviles en los que dejará de funcionar WhatsApp en diciembre

Debido a que la privacidad de los usuarios de WhatsApp es un requisito fundamental para muchos países, los más comprometidos con este tema están luchando para frenar cualquier transferencia de información entre aplicaciones.

Es una iniciativa que por ahora emprenden los países a título individual, no de forma comunitaria. España, por ejemplo, se mantiene al margen de la polémica.

Otra cosa es que la Unión Europea como tal decida regular este problema, cada vez más acuciante a medida que se produce la concentración empresarial en el sector del software en torno a empresas como Facebook, Google o Apple.

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez