Social Media

La Hacienda gallega vigilará la venta online de pisos y coches usados

Escrito por Marcos Merino

Muchos españoles ignoran que la venta de propiedades de segunda mano a través de plataformas online también genera obligaciones fiscales.

Las redes sociales y las plataformas online de anuncios clasificados (como Milanuncios o Wallapop) constituyen, cada vez más, el canal preferido por muchos usuarios para poner en venta aquellos artículos de los que buscan deshacerse. Pero si algo aporta este canal, además de la posibilidad de cerrar compraventas en cuestión de minutos, es la posibilidad de burlar las obligaciones tributarias.

Por una mezcla de ‘picaresca’ y desconocimiento, mucha gente ignora que la venta online de artículos de segunda mano también conlleva una responsabilidad ante ‘el fisco’. En el caso de las vendedores, sólo están obligados a tributar cuando exista una ganancia patrimonial (es decir, cuando el artículo se venda por encima del precio de mercado, lo que no suele ocurrir en estos casos), pero los compradores sí deben hacer frente al Impuesto de Trasmisiones Patrimoniales (puedes encontrar información más detallada aquí). Sin embargo, las plataformas online también facilitar llegar a ‘apaños’ para sortear estas obligaciones.

Consciente de la situación, la Agencia Tributaria de Galicia (Atriga) ha señalado dos ámbitos prioritarios en las inspecciones especiales previstas este año en aquella comunidad autónoma: los coches usados y los pisos en venta. Y si bien la totalidad de su plan especial de lucha contra el fraude no será de conocimiento público hasta dentro de unos días, cuando aparezca publicado en el Diario Oficial de Galicia (DOG), sí hay un aspecto fundamental del mismo que ya conocemos y del que se hace eco hoy el Faro de Vigo: “las redes sociales serán un escenario prioritario de actuación”, puesto que a través de las mismas “se pueden obtener datos sobre operaciones entre particulares que no se documentan en escritura pública”.

Las fuentes de la Hacienda gallega no aclaran, sin embargo, si recurrirán a algún software específico para monitorizar las compraventas a través de las redes, o si bien recurrirán a búsquedas al azar en las mismas por parte de los inspectores.

Vía | El Faro de Vigo

Imagen | Pictures of Money

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.