Social Media

Ironías de la vida: ahora es Putin el que teme las injerencias extranjeras en las elecciones

putin-donald-trump

Después de haber puesto en jaque las campañas electorales de EEUU, Francia y Alemania, ahora el autor intelectual de la injerencia cibernética por excelencia está preocupado por si recibe esa misma medicina en la contienda rusa de 2018.

Nadie puede discutir las injerencias rusas en un sinfín de contiendas electorales a uno y otro lado del charco. Desde Estados Unidos (donde el propio Congreso norteamericano ha denunciado estos hechos, admitidos a su vez por Facebook, Google o Twitter) hasta Alemania o Francia. En este último caso, os hackers rusos trataron de usar Facebook para descubrir información sensible de Emmanuel Macron y usar a su círculo más cercano para alimentar noticias falsas.

Eso por no sumar los ciberataques que han azotado a toda Europa, especialmente a Ucrania, como la reciente campaña NotPetya, que organismos oficiales han vinculado a los grupos de ciberdelincuencia Telebots y BlackEnergy, ambos relacionados directamente con el Kremlin. No en vano, el cibercrimen ruso ha robado 1.600 millones de euros desde 2012, según diversos estudios.

Quizás por todo ello resulta especialmente irónico que Vladimir Putin se haga la víctima en esta arena y se muestre, al menos en público, preocupado por este fenómeno global de ciberataques y propaganda electoral mediante ‘fake news’. Ha sido ayer lunes cuando el presidente del gigante euroasiático ha ordenado a sus autoridades “monitorizar la actividad de algunas compañías” de redes sociales durante la contienda electoral prevista para 2018 y en la que Putin ya ha vetado a algunos de sus oponentes para evitar cualquier traba hacia su reelección.

El mundo al revés: Rusia acusa a Google de “censura” por luchar contra las ‘fake news’

“Tenemos que mirar con cuidado cómo algunas empresas operan en Internet, en redes sociales, y cómo se involucran ampliamente en nuestra vida polítia doméstica”, ha dicho expresamente Putin. “Deberíamos analizar en profundidad cómo están operando y cómo van a operar durante las elecciones presidenciales”.

Recordemos que Facebook y Twitter han hecho públicos sus informes sobre cómo grupos relacionados con el gobierno ruso usaron sus medios sociales para alterar las elecciones norteamericanas de 2016 mediante ‘fake news’, propaganda y desinformación pura y dura. Ambas compañías han sido llamadas a testificar ante el Parlamento de EEUU para explicar sus medidas contra los anuncios que promueve el Kremlin. Por lo pronto, YouTube ya ha eliminado al canal de televisión ruso RT -acusado con anterioridad de estar al servicio de Vladimir Putin y los intereses de la extinta URSS- de su red de publicidad

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016 y 2017.