Instagram tendrá derecho a vender tus fotos

instagramfb

Instragram ha introducido importantes cambios en sus términos de uso y su política de privacidad. A partir del 16 de enero del 2013, podrá vender las fotos de los usuarios sin pago ni notificación previa a sus dueños. Este drástico cambio de política es el primero desde que fue adquirida por Facebook y supone la primera gran medida para monetizar la aplicación.

En el blog corporativo de la compañía destacan que “nada ha cambiado sobre la propiedad de las fotos y quiénes pueden verlas“, pero lo cierto es que cuando estos cambios entren en vigor, Instagram se convertirá en la agencia de stock de fotos más grande del mundo. La hermana de Facebook podrá percibir compensación económica por parte de empresas u organizaciones al autorizar el uso de fotos de los usuarios, incluso para fines publicitarios. 

Instagram, por su parte, se exime de cualquier responsabilidad legal derivada de hacer públicas fotos supuestamente privadas: “no será responsable del uso o divulgación del contenido que subas”. Y es más: ni te avisará, ni te pagará por usar tu imagen y tus datos. Por lo tanto, alguien que incluso no tenga cuenta en Instagram (y por tanto no haya aceptado los términos y condiciones) podría ser parte de una campaña publicitaria si un usuario de la aplicación le toma una foto y la sube.

Esto resulta particularmente alarmante si tenemos en cuenta que los menores de edad también se ven afectados. Instagram permite a los jóvenes a partir de 13 años hacerse una cuenta y subir su contenido, asumiendo que al aceptar los términos hay un padre o un tutor detrás que es consciente de la imagen, fotos y nombre de usuario del menor.

La medida se hará efectiva a partir del 16 de enero, así que los usuarios que no estén de acuerdo con ella tendrán que borrar sus cuentas de Instagram antes de esa fecha. Al no hacerlo, estarán aceptando los nuevos términos y condiciones. Si los usuarios continúan subiendo fotos después del 16 de enero y, posteriormente, deciden borrar su cuenta, ya habrán concedido a Facebook el irrevocable derecho a vender esas fotos.

Los cambios en la política de privacidad también están relacionados con el interés de que Instagram y Facebook compartan datos. Esta decisión permitirá a los anunciantes de la red de Facebook utilizar los datos e información que los usuarios compartan en Instagram.

Contenidos Relacionados

Top