Social Media

Instagram se sale del cuadrado

Instagram se sale del cuadrado
Escrito por Manuela Astasio

La red social de fotografía móvil se actualiza para que los usuarios también puedan publicar imágenes y vídeos rectangulares.

Instagram ha dado un significativo paso fuera de lo que hasta ahora podría considerarse su zona de confort: la aplicación y red social de fotografía móvil, propiedad de Facebook desde 2012, permite, desde su última actualización, que los usuarios compartan sus imágenes (en foto y vídeo) en formato rectangular, tal y como las toma su smartphone, sin necesidad de que tengan que seguir siendo reducidas al cuadrado que, hasta ahora, había sido seña de identidad de la app junto con los filtros vintage.

En una entrada en su blog oficial en la que comunican públicamente el lanzamiento, el equipo de Instagram cita cálculos según los cuales estima que aproximadamente uno de cada cuatro fotos y vídeos que se comparten en su plataforma no están en formato cuadrado. “Sabemos que no ha sido fácil para los usuarios compartir este tipo de contenido en Instagram: algunos amigos se quedaban fuera de las fotos de grupo, lo que nos interesaba en los vídeos se salía del encuadre y no se podía captar el Golden Gate de San Francisco entero”, relatan.

Lo que no dicen, sin embargo, es que ya existía un abanico de aplicaciones de terceros que permitían editar las fotos para que éstas fueran subidas a Instagram conservando su encuadre original, tanto para iOS como para Android. Básicamente, lo que estas aplicaciones hacían era añadir “aire” a las fotografías por arriba y abajo o por ambos lados, en función de si la orientación del encuadre era horizontal y vertical, para que Instagram las identificara como cuadradas y permitiera su publicación.

Instagram se sale del cuadrado

Pantallazo de Square InstaPic, una app de terceros que ya permitía subir imágenes rectangulares a Instagram.

La actualización de Instagram, en cambio, posibilita que las imágenes se muestren en su formato apaisado o vertical original sin añadir ni quitar nada de éstas. Desde nuestro perfil, eso sí, se mostrarán en forma de thumbnail cuadrado, que se ampliará al pulsar sobre ellas. Para escoger estos nuevos encuadres, los usuarios solo tendrán que seleccionar un botón que aparece en la esquina inferior izquierda, y que les permite elegir entre “paisaje” (horizontal) y “retrato” (vertical), los nombres con los que desde Instagram han decidido referirse a estos nuevos formatos.

En la entrada de blog, el equipo de la red social también subraya la importancia de esta actualización para el vídeo, un contenido que está ganando peso en Instagram y que, gracias a estos cambios, “puede resultar más cinematográfico que nunca”. Por otro lado, la actualización incluye otra novedad: que todos los filtros podrán utilizarse indistintamente tanto para vídeo como para foto, algo que antes no sucedía.

Esta decisión de Instagram muestra una vez más cómo, en reiteradas ocasiones, son las aplicaciones de terceros y los usuarios los que tiran de las plataformas mayoritarias y las actualizan.

 

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.