Instagram quiere ser como Vine

instagram-videos

Facebook la adquirió en 2012; no obstante, aún no había realizado mejoras claras en la popular plataforma de captura y compartición de imágenes, conocida por sus exitosos filtros. Hablamos, cómo no, de Instagram, plataforma a la que la firma de Mark Zuckerberg ha decidido por fin armar, como se rumoreaba estos días, con nuevos servicios para luchar frente a frente con uno de sus principales competidores: Vine, la plataforma de microvídeos de Twitter.

Desde ahora Instagram permite a los usuarios (unas 130 personas forman parte de su comunidad) realizar pequeños vídeos, de unos 15 segundos de duración, con el teléfono móvil y editarlos y modificarlos con hasta 13 filtros que han sido creados específicamente para este servicio, como aseguran desde Facebook. Los usuarios también podrán elegir para la portada de vídeo el fotograma que más les guste de toda la grabación.

 

 

Pero Instagram tiene más novedades. Una es Cinema, una tecnología que, indica el blog de Facebook, ha sido desarrollada por un equipo de científicos de la imagen, y que convierte los vídeos normales en algo “espectacular” “con el temblor típico de los móviles”.

 

Los usuarios que quieran utilizar la nueva tecnología de vídeo para Instagram tendrán que descargarse la app, disponible para plataformas iOS y Android, de las tiendas de aplicaciones de Apple (App Store) y Google (Google Play).

El cofundador de Instagram, Kevin Systrom, recuerda por su parte en un blog que el nuevo servicio de vídeos seguirá la misma política de control de contenidos que tiene el servicio de fotos. “Solo las personas a las que dejes ver tus fotos podrán también ver tus vídeos. Y, al igual que con las fotos, tú eres el dueño de tus vídeos”.

Un movimiento lógico

Desde la consultora Ovum, el analista Eden Zoller ve positivos y lógicos los nuevos servicios de vídeo añadidos por Facebook a Instagram. “Dada la importancia de la movilidad y el vídeo para Facebook, no sorprende este movimiento por parte de la red social. Y dada también la popularidad del servicio Vine de Twitter, lo que quizás sorprende es que Facebook no haya incluido antes el vídeo en Instagram“.

En este sentido, el analista considera que seguramente reforzará su apuesta por Vine, lo que podría debilitar los esfuerzos realizados por Facebook con la incorporación del vídeo en Instagram. ”Facebook tendrá que lanzar algo irresistible, sobre todo después del poco lustre que han tenido otras iniciativas lanzadas recientemente como Home. Además, deberá asegurarse que los servicios de vídeo que ahora tiene Instagram se caracterizan también por la simplicidad y facilidad de uso que ha hecho tan popular a este servicio de compartición de imágenes”.

Es más, según Zoller, “dejando las características del nuevo servicio a un lado, lo que aún precisa Facebook es dar con la estrategia para monetizar Instagram, algo en lo que de momento ha fracasado”.

 

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.

Contenidos Relacionados

Top