Social Media

Instagram censura las búsquedas que devuelven resultados “inapropiados”

instagram-pantalla
Escrito por Redacción TICbeat

El último caso, el de la palabra ‘curvy’ (voluptuosa), que ha desencadenado las protestas de muchas usuarias que lo utilizaban.

Parece difícil para las plataformas de contenidos online encontrar formas de controlar contenidos inapropiados en las que no paguen usuarios justos por pecadores. Un caso reciente es de la red social de fotografía móvil Instagram, en el centro de la polémica ahora por su política de borrar aquellos hashtags o etiquetas que devuelven resultados de búsqueda que infringen sus normas de contenido con, por ejemplo, imágenes de desnudos.

El último caso ha sido el de la palabra ‘curvy’, que en inglés se utiliza para referirse a mujeres voluptuosas y con curvas. El equipo de la red social descubrió que algunos usuarios la utilizaban para imágenes sexualmente explícitas, algo que sus normas de comunidad no permiten (la red social es propiedad de Facebook desde 2012), y decidió borrarla. En respuesta, muchas de las usuarias que utilizaban el hashtag están emprendiendo una campaña de protesta con la etiqueta #curvee.

La cuestión de los hashstags no es baladí en Instagram. Es la manera que muchos usuarios tienen de conseguir que sus fotos ganen popularidad, al aparecer en las búsquedas que otras personas hacen, y de conseguir así nuevos seguidores.

Como tampoco es baladí que, según informa la web especializada en tecnología Recode, mientras una palaba en apariencia inocua como “curvy” ha sido borrada de los resultados de búsqueda por las fotografías que llevaba asociada, Instagram no ha borrado hashtags de connotaciones teóricamente más ofensivas, como “eggplant” (berenjena), que algunos usuarios podrían estar utilizando para vaya usted a saber qué.

Esta respuesta puede ser efectiva en casos como el de Catlyn Jenner (conocida antes de su cambio de sexo por ser el ex marido de la madre de la reina de Instagram Kim Kardashian), cuya búsqueda en la red social devolvía resultados que atentaban contra su honor y su dignidad. La plataforma decidió entonces modificarlos. Pero puede que borrar un hashtag no siempre sea la mejor opción.

En cualquier caso, Instagram no es la única que debe enfrentarse a estos dilemas. A su propietaria, Facebook, le han llovido desde hace tiempo las críticas por censurar desnudos artísticos o imágenes de madres que amamantan a sus niños, y permitir después grupos que hacen apología, por ejemplo, de las peleas de animales.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.