Social Media

Hablar del trabajo no es popular en Facebook

El equipo de datos de Facebook ha comprobado una vez más que cuando analizas grandes paquetes de información sobre usuarios anónimos de la red social más grande del mundo, se pueden entender algunas cosas muy interesantes acerca del estado de la humanidad.

En un post de blog llamado ¿Qué estás pensando? (What’s on your mind?) la compañía desglosa los resultados del análisis de un millón de mensajes. Los mensajes no han sido relacionados con la identidad de los usuarios que los publican, aunque si se han tomado en cuenta parámetros como edad o sexo. Entre los resultados podemos ver que la gente joven usa más palabras altisonantes que los mayores, y éstos a su vez hablan más de otras personas que de ellos mismos. En cuanto a las relaciones sociales de los usuarios vemos que la gente popular tiende a hablar sobre películas, series de televisión, a utilizar palabras altisonantes, a hablar de otras personas y a utilizar palabras altisonantes. Por otro lado la gente que no es popular suele hablar de trabajo, de dormir, de lo que come y de lo que piensa.

facebook, datos, patrones, usuarios

Estos datos son interesantes porque nos hablan sobre el comportamiento online de las personas en las redes sociales, sin embargo, como señala Marshall Kirkpatrick de la versión estadounidense de ReadWriteWeb, estas observaciones son producto del análisis del propio equipo de Facebook y sería muy interesante que los investigadores independientes pudieran analizar estos datos.

Kirkpatrick menciona como ejemplo que cuando los datos de censo y de hipotecas bancarias de Estados Unidos quedaron disponibles para ser estudiados, los analistas independientes descubrieron algunos patrones de discriminación en contra de las familias afroamericanas que querían comprar casas en algunos barrios en particular. Es probable que algunas injusticias sociales serían descubiertas en los patrones de comportamiento ocultos detrás de miles de actualizaciones de estado, relaciones entre usuarios, clics en ‘me gusta’, etc.

Olivier Chiang, en Forbes, está de acuerdo con el argumento de Kirkpatrick: “Realmente lo que Facebook debería de hacer (…) es abrir sus datos para que sean investigados. Debido a que no lo están, las conclusiones que recibimos están muy ‘potabilizadas’ (como los top trends, o el descubrimiento de que ser muy activo en Facebook aumenta la felicidad). E incluso, hay informaciones al respecto, se ha creado un mercado negro con estos datos. La compañía reúne los pensamientos, imágenes y contenido de más de 500 millones de usuarios, esa información podría utilizarse para algo bueno”.

Las redes sociales han irrumpido en nuestra vida y están estableciendo un nuevo modelo de comunicación online que traslada los comportamientos sociales a la Web, como ejemplo el marketing en las redes sociales que ya es una herramienta fundamental para establecer un producto o servicio. Si queremos que entender la naturaleza social del comportamiento humano, es necesario que los investigadores sociales tengan libre acceso a este tipo de datos.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.