Social Media

El fin de la lista blanca de Twitter y sus implicaciones

twitter desarrolladores API lista blancaTwitter ha hecho oficial lo que muchos miembros de la comunidad de desarrolladores ya llevaban un tiempo sospechando. Ya no habrá lista blanca para las aplicaciones. Esto significa, por una parte, un impulso a la creatividad, pero por otra algunos programadores ven cómo sus proyectos se quedan cortados. ¿Por qué tiene esto tanta importancia?

Para explicar brevemente lo que son las listas blancas se puede decir que cuando se utiliza un servicio de terceros que se integra con Twitter, éste usa la API del site para captar datos, como son los tweets o mensajes. Para asegurarse que estas aplicaciones no saturan el servidor la plataforma de microblogging impone un límite, lo que significa que estas apps sólo pueden realizar una serie de accesos por hora.

Para algunos servicios (como Hootsuite o Twitalyzer) esta cuantía es insuficiente. Aquí entra la lista blanca, que proporciona a unos determinados servicios la capacidad de realizar muchas más peticiones por hora. Hablamos de una diferencia de 350 a 20.000.

¿Qué ha cambiado?

Twitter ha anunciado que “no garantizará más peticiones de lista blanca”. Según comunicó, en nombre de la compañía, Ryan Sarver, han ido mejorando el servicio con el paso del tiempo:

Hemos añadido nuevas y más eficientes herramientas para desarrolladores, incluyendo lookups, listas de ID, autentificación y la API en streaming. En lugar de las listas blancas, los desarrolladores pueden usar estas herramientas para crear aplicaciones e integrarlas con la plataforma de Twitter.

Sarver ha hablado de más novedades añadiendo: “va a haber algunas cosas que los desarrolladores quieran hacer que simplemente no van a estar apoyadas por la plataforma”. En lugar de asegurarse el acceso con la lista blanca los desarrolladores deberán contactar a Gnip, partner de Twitter desde hace unos meses.

¿Qué significa para el ecosistema de Twitter?

La API de Twitter se puso en marcha seis meses después del lanzamiento de la plataforma, en 2006. Desde ese momento los desarrolladores han venido creando aplicaciones con el sistema del site, utilizando los datos para analizar la influencia online, los hábitos de comunicación o los temas más candentes a nivela mundial.

Estos servicios necesitaban acceso a una cantidad mayor de datos y por ello demandaron una lista blanca. Las compañías que están dentro de este grupo permanecerán pero ya no entrará ninguna nueva.

Por este motivo el movimiento de Twitter afectará especialmente a cualquiera que durante los últimos meses haya estado desarrollando una aplicación con la vista puesta en la lista blanca. El desarrollador Abraham Williams afirma que esto afectará a unos más que a otros. Los sitios podrán usar la API en streaming para recoger los tweets nuevos, el problema llegará a la hora de querer recopilar la cadena histórica de tweets.

“La gente que está más en contra es la gente que necesita acceso a los datos históricos”, concluye Williams. Lo que puede pasar ahora es que los desarrolladores encuentren un camino para salvar las limitaciones y creen métodos alternativos para recoger datos, a través de redes, cuentas falsas o cualquier otra forma. Otra posibilidad es que se abra un mercado que comercie con los preciados datos de Twitter.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.