Social Media

Facebook vuelve a suspender en privacidad en un nuevo estudio

ecommerce
Escrito por Redacción TICbeat

Un informe titulado ‘Did you really agree with that?’ analiza la evolución de los términos del servicio de la compañía desde 2005, y no la deja en muy buen lugar.

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, siempre asegura que la web social ha cambiado el concepto de privacidad, y que hoy los usuarios están mucho más abiertos a compartir su información en la red. ¿Es eso, o en realidad lo que están es cada día menos informados sobre cómo se gestionan sus datos? De acuerdo con un estudio publicado en la revista Technology Science con el elocuente título de ‘Did you really agree with that?’ (¿De verdad estuviste de acuerdo con eso?), tiene que ver, más bien, con lo segundo.

A diferencia de muchos de los más de 1.500 millones de usuarios que Facebook ya suma en todo el mundo, las investigadoras Jennifer Shore y Jill Steinman prestan desde 2005 mucha atención a la política de privacidad de la red social y a los cambios que en ella se producen cada cierto tiempo. Como parte de su estudio, han comparado varios aspectos de ésta con otra referencia en el campo de la privacidad de la información personal, la declaración de derechos del paciente PPR (Patient Privacy Rights), un marco de trabajo establecido en 2008 por un comité de médicos y profesionales de la sanidad estadounidense.

El método de trabajo de Shore y Steinman ha consistido en seleccionar 33 criterios del PPR que consideran relevantes para asegurar una adecuada gestión de la privacidad, y medir si las distintas políticas que Facebook ha ido actualizando en estos últimos diez años cumplían con ellos en una escala del 0 al 4, donde 0 significa que no cumplen en absoluto con un requisito y 4 que lo satisfacen plenamente.

El resultado de las comprobaciones de las autoras del informe no deja a Facebook en buen lugar. Shore y Steinman aseguran que la política de Facebook suspende en 22 de los 33 criterios de privacidad analizados, y que, además, ha ido a peor a lo largo de esta década. Entre las categorías que no llegan al aprobado se encuentra, por ejemplo, la información que la política de privacidad ofrece sobre las circunstancias en las que los datos de los usuarios son compartidos con terceros. De acuerdo con el informe, si bien en 2005 este punto podía ser calificado con un 3 en su escala y llegó a ascender hasta un 4, actualmente ha descendido hasta el 0. Algo parecido sucede con la descripción que los términos del servicio en Facebook ofrecen sobre cuáles de sus datos son utilizados para segmentar a los usuarios como audiencia publicitaria, que arrancó en la máxima puntuación, un 4, pero también se encuentra ahora en el nivel más bajo. Las instrucciones de la política de privacidad para que los usuarios puedan cambiar, reordenar o eliminar su información, inicialmente puntuadas con un 4, también han descendido a la puntuación mínima.

De acuerdo con Shore y Steinman, sus medidas les sugieren que “la política de privacidad de Facebook se ha vuelto cada vez menos informativa”.

En abril de 2014 la red social reconoció que había fallado en su política de privacidad. Sin embargo, meses después, en julio de 2014, se disparó la polémica entre sus usuarios tras la publicación de un informe que desvelaba que Facebook había estado utilizando sin su conocimiento sus datos para experimentar y estudiar de qué forma se contagian las emociones en su entorno. Finalmente, en noviembre, realizó un visual y atractivo lavado de cara a sus términos del servicio, empleando un lenguaje más claro, que incluía gráficos e interactividad, con el fin de transmitir a sus usuarios que ellos tenían el control absoluto sobre sus datos. Sin embargo, en dicha actualización, el equipo de Facebook resumió las más de 9.000 palabras que hasta entonces utilizaba para explicar su política de privacidad a unas 2.700.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.