Social Media

Facebook y Twitter rechazan cerrar su servicio si hay disturbios sociales

facebook twitter Este jueves se reúnen representantes de Facebook, Twitter y BlackBerry con la responsable del Ministerio del Interior británico (Home Office), Theresa May. El encuentro pretende valorar la posibilidad de que las redes sociales colaboren en situaciones de disturbios sociales. Las compañías han adelantado que se negarán a cerrar su servicio porque con ello contribuirían a la censura online.

La intención del encuentro de este jueves día 25 de agosto es acercar posturas entre las autoridades británicas y las redes sociales. Se va a tratar la colaboración que éstas puedan prestar en situaciones como la que se ha vivido recientemente en Reino Unido, con importantes disturbios en varias ciudades, que han tenido en jaque a la policía causando numerosos daños materiales y robos.

La secretaria de Interior, Theresa May, quiere explorar las opciones que existen para que las redes sociales puedan ayudar a contener los disturbios sociales. Una mayor permisividad a la hora de aplicar las leyes en estas plataformas también forma parte de las demandas. De esta manera será más fácil localizar e identificar a los agitadores para que éstos reciban sanciones o sean detenidos.

Sin embargo, tanto Facebook y Twitter como RIM (propietario de BlackBerry, a través de cuyo chat se alentaron los disturbios) se muestran reticentes a que las medidas de emergencia que se acuerden contribuyan a la censura online, según informa The Guardian. Su intención es expresarlo así en la reunión con May. Las redes sociales pueden servir, en cambio, para proporcionar información a la policía sobre los planes de los alborotadores.

El papel de las redes sociales en medio de los disturbios

May quiere obligar a las redes sociales a que se hagan en cierta medida, responsables de los mensajes publicados en sus webs. Algo inviable si se quiere mantener la libertad de expresión en estas plataformas, que precisamente es uno de los elementos por los que destacan, por proporcionar un medio de comunicación fluido y sin trabas a sus usuarios.

Por tanto, Facebook, Twitter y BlackBerry se muestran contrarias a cerrar su servicio en situaciones de disturbios sociales. Una medida a favor de la cual se manifestó nada menos que el primer ministro británico David Cameron en días anteriores. Cada compañía cree que los actuales poderes son suficientes para apoyar a las autoridades en caso de emergencia. Los servicios pueden identificar legalmente a los usuarios e incluso revelar el contenido de los mensajes privados si existe una orden judicial.

Aunque las redes sociales también sirven para otros propósitos aparte de poner un altavoz a los agitadores. Según señala de nuevo The Guardian, fuerzas policiales aseguraron al hilo de los altercados en Reino Unido que sería un error bloquear las redes sociales. Éstas tienen un efecto positivo sobre los ciudadanos, desmienten rumores y tranquilizan a la población durante los disturbios.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano