Social Media

Facebook prueba nuevas funcionalidades de ecommerce

Facebook prueba nuevas funcionalidades de ecommerce
Escrito por Redacción TICbeat

La red social experimenta con pestañas de compra en sus páginas de negocio y con un nuevo formato publicitario.

Facebook vuelve a la carga en el comercio electrónico. Aunque quizá sería mejor preguntarse si alguna vez dejó de atacar. El caso es que la red social que dirige Mark Zuckerberg, que ya suma unos 1.500 millones de usuarios a lo largo y ancho del globo, está probando dos nuevas funcionalidades para comprar a través de su plataforma, que podrían cambiar sustancialmente la forma en la que la miramos y nos comportamos en ella.

Según recogen medios como Recode y BuzzFeed, ayer la red social puso a disposición de un número limitado de usuarios y marcas dos nuevas herramientas específicamente diseñadas para el ecommerce: una sección de compra para las páginas y un formato publicitario que permite que el clic del usuario desemboque en conversión. Ambos tienen un punto clave en común: convierten a Facebook en plataforma de compra. Y es que está claro que las ambiciones de su equipo directivo pasan por transformarla, añadiendo nuevos contenidos, como Instant Articles, y nuevas posibilidades de interacción, en un lugar del que cada día haya menos necesidad de salir para hacer todo lo que Internet pone a nuestro alcance, y en el que los usuarios, por tanto, pasen cada vez más tiempo.

Así, algunas páginas de negocio ya cuentan con la opción de probar una nueva pestaña o sección, desde la cual los usuarios y seguidores tendrán la posibilidad de adquirir los productos de la marca correspondiente, como en cualquier otra tienda online. De momento, según ha indicado el responsable de Monetización de Marketing de Producto, Matt Idema, a Recode, solo unos pocos vendedores con presencia en Facebook están accediendo a esta funcionalidad en versión de prueba.

Por otra parte, la red social también está testando un nuevo formato móvil de publicidad, un anuncio que, al ser clicado, ofrecerá a los usuarios acceso a una versión en formato mini del sitio web del anunciante, un catálogo de productos que pueden ser comprados, con la particularidad de que éste estará alojado en Facebook. Es decir, que, una vez más, quien quiera comprar no tendrá que abandonar la red social para ello.

Aunque quizá sí el más evidente, ninguno de estos pasos constituye el primer acercamiento de Facebook al comercio electrónico ni a las transacciones monetarias. La red social ya incluyó hace tiempo en sus páginas de negocio botones de llamada a la acción (registrarse, contactar, ir a página web), una suerte de paso intermedio en este proceso, y el envío de dinero también está latente en la popular aplicación standalone Messenger. Por otro lado, el trabajo de desarrollo de M, el asistente virtual que la red social prepara, también parece encaminado a que, algún día, los usuarios que buscan un producto o un negocio concreto puedan hacerlo a través de la red social.

Los responsables de Facebook tienen claro que ésta puede convertirse en un lugar para comprar. Falta por ver si los usuarios comparten esta visión. Lo que sí parece obvio es que adentrarse en el comercio electrónico de forma tan directa cambiaría tanto la naturaleza de éste, que trasladaría su hábitat natural de las webs de las marcas al social media, como la de Facebook y otras plataformas (como Twitter) que coquetean desde hace tiempo con él, modificando la actividad de marcas y usuarios en éstas.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.