Social Media

Facebook, a por las publicaciones-cebo en el News Feed

Facebook quiere convertirse en un Google dentro de Facebook
Escrito por Elías Notario

Facebook ha puesto en marcha otras dos nuevas medidas destinadas a reducir el impacto dentro de la red social de los mensajes poco interesantes para los usuarios

Dice Facebook que el objetivo del News Feed es “entregar el contenido correcto a las personas adecuadas en el momento adecuado para que no se pierdan las historias que son importantes y relevantes para ellos”. Sin duda, se trata de una meta complicada de alcanzar, pero en ello están, y a todas las medidas que han tomado en meses pasados destinadas a lograrla, ahora acaban de sumar otras dos nuevas: reducir el peso de lo que se conoce como click-baiting headlines, y también el de los mensajes en los que se comparten enlaces usando otras técnicas “no oficiales”. Veamos en detalle ambas cosas.

Poniendo el foco en lo primero, tenemos que a partir de ahora disminuirán la distribución de los mensajes de tipo “click-baiting headlines”, aquellos formados por un enlace acompañado con un encabezado llamativo que no proporcionan casi información a los usuarios sobre lo que se encontrarán en el sitio al que apunta el enlace, y los cuales tienden a obtener un elevado número de clics, y como consecuencia de eso, mayor alcance dentro de Facebook (o sea, que se muestran a muchas personas, y en buenas posiciones dentro de las cronologías, que es justo lo que han decidido combatir dándoles menos importancia en los algoritmos de selección).

Ante lo expuesto, la pregunta obvia es cómo va a dilucidar Facebook qué mensajes son de tipo click-baiting headlines. Pues básicamente, de dos maneras: una, teniendo en cuenta el tiempo que los usuarios pasan fuera de Facebook después de hacer clic en un vínculo (si el tiempo es significativamente alto, entienden que el usuario leyó el contenido al que apuntaba el enlace y por lo tanto que le interesaba, y si no, que no le interesaba y que seguramente lo que le llevó a hacer clic en él fue un encabezado llamativo, engañoso, etc.); dos, comparando el número de clics en los enlaces de los mensajes con el número de me gustas, comentarios y veces compartido de los mismos (es decir, que si por ejemplo el enlace de un mensaje recibe muchos clics, pero tiene pocos comentarios, likes y demás, interpretan que esos clics son fruto de un encabezado llamativo y no porque el contenido sea valioso).

Despachados los click-baiting headlines, toca entrarle a la segunda cuestión, que como decíamos también está relacionada con compartir enlaces en los mensajes. En concreto, desde ya aquellos enlaces compartidos vía actualizaciones de estado que no usen “el formato enlace oficial” -la forma en el que aparecen los enlaces en los mensajes automáticamente al pegarlos en el cajón para redactar actualizaciones de estado-, tendrán menos distribución que los que sí lo usen (debajo de estas líneas encontraréis dos imágenes que aclaran lo comentado).

bien

culinarian-new

En resumen, otras dos medidas más que persiguen reducir el impacto de los mensajes poco interesantes para los usuarios dándoles menos prioridad, de lo que a su vez se deduce que aquellos profesionales del marketing vía redes sociales que no quieran verse afectados por ellas, tendrán que adaptar sus fórmulas de publicación a las nuevas normas (es fácil, sólo hay que compartir enlaces pegándolos directamente en el cajón en el que se redactan los mensajes sin añadir nada más, o como mucho incluyendo un encabezado descriptivo y no uno destinado únicamente a generar clics).

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com