Social Media

Facebook pagó para frenar una ley sobre privacidad de menores

logo-facebook-ReadWriteWeb-es4La privacidad lleva siendo una espina clavada en las costillas de Facebook durante más tiempo de lo que le gustaría a Mark Zuckerberg. En abril surgió en Estados Unidos un proyecto de ley, Social Networking Privacy Act, que aspiraba a regular la privacidad de los menores. Ahora se conoce que en los meses subsiguientes la red social hizo de lobby invirtiendo dinero para presionar a los altos funcionarios encargados de la cuestión.

Se ha visto criticado, demandado por algunos grupos y obligado a cambiar su política de privacidad, pero aún así Facebook aspira a su propio modelo, aunque últimamente ha habido filtraciones. Entre abril y junio de este año, la red social presionó a las autoridades competentes del estado de California para que no llevaran a cabo la ley Social Networking Prinvacy Act. Este texto recoge la necesidad de imponer sanciones de carácter civil en los entornos sociales que dejen a la vista el domicilio y el número de teléfono de personas menores de 18 años.

Las acciones de Facebook como lobby incluyeron gastos para una cena con el líder de la Asamblea del estado de California, del partido Demócrata. En total la cantidad que la compañía dedicó a estos menesteres entre abril y junio asciende a 6.600 dólares. Pero más allá de la cifra destaca el gesto y la intención de beneficiarse a través de tráfico de influencias en una ley que afecta a su negocio.

En junio, la omnipresente – o no tanto – Facebook adquirió los servicios de William González, el primero que contrata para representar los intereses de la empresa a nivel de estado. Los lobbies son una herramienta muy común en Estados Unidos que sirven para influir de manera notable en las decisiones importantes del Gobierno central y de los federales. Por ejemplo, Google gastó 7 veces más que Facebook en actividades de lobby en el mismo periodo.

La política estadounidense ha adoptado este modelo que desde hace mucho tiempo está socialmente aceptado y los grupos de presión no son esas poderosas entidades a la sombra – aunque también las haya – que dominan al país. Más sencillo que esto, casos como éste salen a la luz y sin una repercusión especial.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.