Social Media

Facebook no lanzará un ‘no me gusta’, sino un ‘por qué no me gusta’

Escrito por Manuela Astasio

La compañía trabaja en incorporar opciones que permitan a los usuarios explicar por qué ya no quieren seguir viendo determinados contenidos.

¿Cuáles son las razones que nos impulsan a hacer clic en ‘me gusta’ en Facebook? ¿Nos gusta la publicación? ¿Nos gusta quien la hace? ¿O decimos ‘me gusta’ con un deje irónico? ¿Participamos, quizá, en un concurso? Y, puestos a hacer preguntas, ¿por qué, en otras ocasiones, no pinchamos en ‘me gusta’? Es más, ¿qué nos puede llevar a ocultar de nuestro muro de noticias las historias de determinadas páginas o perfiles? En descubrir todo eso trabaja la red social de Zuckerberg, para mejorar la experiencia de sus usuarios y, cómo no, de sus anunciantes.

A falta del botón de ‘no me gusta’, reclamado desde hace tanto por sus seguidores, Facebook ha anunciado que incorporará nuevos menús y opciones a sus páginas, que permitan, por ejemplo, que los usuarios especifiquen por qué quieren dejar de ver ciertos contenidos en su página de inicio. Podrán decir si era algo ofensivo, o si, simplemente, no era interesante. Por el momento, en cambio, la única posibilidad, aparte de la de decir que no quieres seguir recibiendo unas actualizaciones concretas, es la de quejarte en tu muro y esperar que algún gurú de Facebook lo lea y lo tome en cuenta.

En declaraciones a ABC News, la jefa de producto para anuncios de Facebook, Fidji Simo, indicó que la compañía planea “refinarse para que los usuarios puedan explicar exactamente cuáles son las razones que les llevan a ocultar un contenido”. Por qué ya no quieren ver una foto, una actualización de estado, una nota o un anuncio.

Las actualizaciones, de las que los responsables de la red social no han querido desvelar más detalles, tomarán forma durante los próximos meses. Es posible que, dentro de tres o cuatro, los usuarios ya las vean en sus cuentas de Facebook.

Anuncios relevantes, usuarios felices

A Facebook todo esto le servirá para decidir si un contenido no debe mostrarse a los usuarios, si, por ejemplo, una proporción representativa de estos denuncia que es ofensivo. Si, además, reciben feedback individualizado sobre qué les resulta interesante a sus seguidores y qué no, aprenderán a mostrarles contenidos más relevantes de manera personalizada, aunque no lo apliquen a otros usuarios.

En el caso de los anuncios, la posibilidad de decir si no son interesantes, si son demasiado explícitos o si resultan repetitivos también estará presente. Y, como recuerda la experta en medios digitales y publicidad Rebecca Lieb, los internautas deben tener presente que cuando un servicio, en este caso Facebook, mejora y personaliza la experiencia de usuario nunca es desinteresadamente, sino a cambio de ser capaz de ajustar y controlar mejor dicha experiencia.

Foto cc: MeganAndHerDocMartens

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.