Social Media

Facebook mejora la imagen de su privacidad: cambiar todo para que nada cambie

Facebook quiere convertirse en un Google dentro de Facebook
Escrito por Manuela Astasio

La red social modifica la forma en la que presenta y explica sus términos y condiciones de uso a los usuarios.

“Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie”, decía uno de los personajes de la novela El gatopardo, del escritor italiano Giuseppe Tomasi di Lampedusa. Quizá por eso, Facebook ha renovado por completo la manera en la que presenta su política de privacidad a sus usuarios.

El objetivo, que más usuarios lean y comprendan los términos con los que han de declararse de acuerdo antes de empezar a usar el servicio, han dicho desde la red social.

Y parece que ha sido un acierto. A modo de slide show visual e interactivo, la red social ofrece a su público un tour por la mayoría de los conflictos de privacidad que con más frecuencia tienen lugar en su plataforma, como el deseo de eliminar nuestra etiqueta de la foto de un tercero, comprobar qué ven otros de nuestro perfil o conocer ante quién nos exponemos con los distintos tipos de publicaciones y actualizaciones.

“¿Cómo elijo quién ve las fotos y el contenido que publico en Facebook?”, pregunta uno de los epígrafes de esta nueva guía de privacidad en la plataforma, titulada “Tú decides”. En la parte izquierda de la presentación, la pantalla de un teléfono móvil muestra un perfil de Facebook, por el que pasea a los usuarios, invitándoles a presionar las distintas opciones para ayudarles a recordar mejor dónde pueden editar la privacidad de sus actualizaciones.

También hay un apartado que intenta asesorar a los internautas para que conozcan las opciones presentes en su muro para personalizar los contenidos que quieren ver en éste, anuncios incluidos.

Los consejos, redactados e ilustrados de forma amena y clara, incluyen recomendaciones y advertencias, para que los usuarios aprendan a distinguir, por ejemplo, lo que implica eliminar una publicación de lo que supone simplemente ocultarla del muro, y para que recuerden que pueden controlar la privacidad de sus publicaciones, pero no la de sus amigos.

Una privacidad más amable

El millonario crecimiento de la audiencia de Facebook (que ya supera los 1.200 millones de usuarios) y el cada vez mayor protagonismo de los anuncios como vía de monetización de la plataforma, con un aumento de los ingresos publicitarios por usuario que no para de subir, vienen acompañados, sin embargo, de las críticas y los recelos de algunos internautas respecto al uso comercial que Facebook puede darle a la información que comparten.

La red social dio, además, un paso en falso cuando desveló que había utilizado, sin consentimiento informado, los datos de cientos de miles de usuarios en un experimento para comprobar cómo se contagian las emociones en su entorno. Sus propios responsables reconocieron que no habían sabido comunicar bien esta decisión al público, muy sensible –aunque quizá no de forma totalmente consciente e informada- a la exposición de su intimidad online desde el inicio de la era “post-Snowden”.

A todo ello hay que sumarle la inseguridad que, hasta ahora, generaban en el público unos términos y condiciones del servicio que, como en casi todas las plataformas, eran farragosos y poco claros.

Por eso el uso del término gatopardismo; porque lo cierto es que lo que más ha cambiado no son las condiciones de privacidad en Facebook, sino la forma de contarlas. El equipo de la red social ha resumido las más de 9.000 palabras que hasta ahora utilizaba para explicar sus términos de privacidad a unas 2.700, en un lenguaje más claro y cercano, acompañadas de gráficos e interactividad, para transmitir a sus usuarios el mensaje de que ahora son ellos quienes tienen el control absoluto, aunque la red social siga señalando, en su política de privacidad: “Usamos toda la información que poseemos acerca de ti para mostrarte anuncios relevantes”.

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.

  • Dante Sparda

    ya no me dejan enviarle mensajes a las chicas q me gustan putos