Social Media

Más allá del like

Muchas empresas siguen midiendo el éxito de sus estrategias sociales según el número de seguidores que tienen o los likes que generan sus publicaciones. No quiero decir que sean malas métricas, pero sí que no están puestas en contexto

Cada red social tiene sus métricas, pero no debemos conformarnos con realizar conteos, lo más importante es ser capaces de ponerlos en valor.

Podemos hablar de diferentes niveles de implicación en las diferentes interacciones que los usuarios pueden efectuar con las marcas o sus contenidos.

valor experiencia de cliente valverdeEste artículo es fruto de la colaboración entre Jaime Valverde (@mitus82) y TICbeat. Jaime Valverde es Strategist en Territorio Creativo. Es un apasionado de las nuevas tecnologías y su aplicación al marketing y está especializado en la orientación al cliente y las estrategias para su retención y fidelización, que desarrolla en su blog, MarketingTakeAway.

De esta forma, podemos decir que los likes son los que menor implicación demuestran. Es algo que suma en la marca y que no sale del muro de ésta, salvo por las actualizaciones que vemos del resto de personas. Es cada vez más fácil hacer click en un like, por lo que no requiere un gran esfuerzo por parte del usuario

El siguiente paso en el nivel de compromiso es el comentario. Nos lleva tiempo escribirlo y quedará más latente en el muro de la marca, por lo que nuestro nombre se vincula más a ésta. Es posible que aparezca en nuestro muro o en nuestra actividad

El último paso, y por tanto, el que mayor nivel de vinculación requiere es compartir algo de la marca. No es el que más tiempo lleva pero es en el que la persona más une su nombre al de la firma. Estás publicando algo de la marca en tu propio nombre, por lo que, en mi opinión, es el que mayor implicación requiere. Además, hace que llegue al muro de más personas, amplificando la capacidad de comunicación.

No hay que dejar de medir todas las interacciones que se generan con nuestras marcas, pero tenemos que dar el valor que merece a cada una de ellas. Por eso, tener claros los objetivos nos ayudará a definir qué tipo de contenidos debemos trabajar. Por ejemplo:

1. Incrementar comunidad: Contenidos que favorezcan que los usuarios compartan lo que publicamos
2. Incrementar interacciones: Contenidos que busquen respuestas o likes, que no necesariamente sean tan potentes como para ser compartidos

Para alcanzar estos objetivos tendremos que analizar el resultado de cada contenido y aprender para el siguiente:

Este flujo tan sencillo nos ayudará a conseguir mejores interacciones por parte de nuestros usuarios y que estas ayuden al cumplimiento de objetivos que nos proponemos.

No nos limitemos a contar interacciones, busquemos las que aportan a aquello que queremos conseguir.

Sobre el autor de este artículo

Jaime Valverde

Jaime Valverde es Strategist en Territorio Creativo. Es un apasionado de las nuevas tecnologías y su aplicación al marketing y está especializado en la orientación al cliente y las estrategias para su retención y fidelización, que desarrolla en su blog, MarketingTakeAway.