Social Media

Facebook lleva los falsos ‘me gusta’ a los tribunales

Facebook lleva los falsos ‘me gusta’ a los tribunales
Escrito por Redacción TICbeat

La red social hace pública su intención de recurrir a métodos alternativos a los tecnológicos para frenar la rentabilidad del ‘spam’ dentro de su plataforma.

Facebook se posicionó hace tiempo contra el contenido basura y las falsas interacciones en su plataforma, y anunció que iba a perseguir y bloquear ambos comportamientos. Sin embargo, la red social ha esperado hasta ahora para anunciar públicamente que ya ha llevado a varios spammers a los tribunales.

En una entrada en el apartado que la red social dedica en su web a los servicios para empresas y negocios, Matt Jones, del departamento de productos, explica que Facebook ha obtenido cerca de 2.000 millones de dólares, fruto de las acciones legales que ya ha emprendido contra los spammers.

“Además de las medidas técnicas, nos valemos de otros métodos para que el spam en nuestra plataforma resulte cada vez menos rentable”, señala Jones en su texto, en el que advierte, desde el principio, de que los negocios no obtendrán resultados en su plataforma si las personas a las que se conectan en ella “no son reales”.

La venta de falsos seguidores

En la entrada, Jones se refiere, sobre todo, al negocio de la venta de falsos seguidores para engordar el número de ‘me gusta’ con el que una determinada página cuenta en Facebook. “Los spammers que se ocultan detrás de los falsos ‘me gusta’ tienen un objetivo: lucrarse con el dinero de los administradores de las páginas sin ofrecerles nada a cambio”, explica. “Ellos extraen beneficio de prometer y generar ‘likes’ a los administradores de página que no entienden que los falsos ‘me gusta’ no le aportarán ningún beneficio a su negocio”.

Jones también indica que el aparato defensivo de Facebook contra este tipo de técnicas se encuentra en permanente adaptación y actualización. “Nuestro equipo anti-abusos construye y actualiza con frecuencia una combinación de sistemas automatizados y manuales que nos ayudan a detectar actividad sospechosa en distintas fases de interacción en nuestro sitio: desde el registro y las solicitudes de amistad a los ‘likes’ y los mensajes”, detalla.

Cuando Facebook encuentra esa actividad fraudulenta, continúa, trabaja “para replicarlos y prevenirlos”. Dicha estrategia incluye el bloqueo de cuentas y la eliminación de falsos ‘me gusta’. Dado que el spam, como dice Jones, solo resulta rentable cuando se propaga, la red social también cuenta con mecanismos que intentan detectar y limitar niveles de actividad “inusualmente altos”.

La red social ha decidido compartir algunos de sus avances en la lucha contra el spam con la comunidad académica. Según Jones, “Facebook quiere ayudar a bloquear el spam, sin importar dónde se produzca éste”.

Tanto Facebook como Twitter cuentan con algoritmos de visibilidad capaces de detectar estos procedimientos. Falsos incrementos de seguidores, como el que vivió recientemente la cuenta oficial del presidente Mariano Rajoy en la red de los 140 caracteres, pueden tener como consecuencia que una cuenta pierda visibilidad e incluso que sea clausurada.

“La actividad fraudulenta en Facebook es mala para todos. Contamos con un incentivo muy grande para perseguir a quienes cometen estas infracciones, porque los negocios y las personas que interactúan en nuestra plataforma buscan resultados y conexiones reales, no falsos”, proclama Jones.

Foto cc: AJ Cann

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.