Social Media

Facebook dejará de usar la imagen de sus usuarios en publicidad… para seguir haciéndolo

Facebook dejará de usar la imagen de sus usuarios en publicidad… para seguir haciéndolo
Escrito por Manuela Astasio

La compañía anuncia cambios en su programa de publicidad para que los anunciantes no puedan utilizar el nombre y foto de sus seguidores en anuncios, pese a que dicha opción sigue presente en la red social.

Facebook vuelve a hacer gala de sus artes políticas, cambiando todo para que nada cambie. La compañía ha anunciado la próxima eliminación de sus “Historias patrocinadas”, las mismas que permitían que los anunciantes utilizaran los ‘me gusta’ y los ‘check ins’ realizados por los usuarios en sus páginas como anuncios personalizados. 

Sin embargo, al tiempo que fijaba, en una nota en su web, la fecha de desaparición de estos anuncios en el presente trimestre, aclaraba que las interacciones sociales de sus usuarios, tales como, precisamente, los ‘me gusta’ y los ‘check ins’ seguirán apareciendo, en forma de anuncios de marcas y páginas, en los espacios reservados para publicidad de la red social.

De este, en principio, contradictorio anuncio deducimos que lo que la red social de Mark Zuckerberg planea es eliminar algunas opciones de personalización de espacio para anunciantes de las que no estaba obteniendo demasiado beneficio (el pasado año ya simplificó bastante su programa de publicidad), para reunificarlas en unas pocas menos, y que ha decidido aprovechar, de paso, la ocasión para vender una imagen más preocupada por la privacidad de sus usuarios.

Lo que menos gusta a los usuarios

La posibilidad de que las fotos e interacciones sociales de sus seguidores aparecieran en los anuncios que se muestran en Facebook, presente en la red social desde 2011, ha sido uno de los mayores generadores de críticas hacia la compañía. Ésta ha tenido, incluso, que afrontar una demanda en Estados Unidos por la supuesta violación de la privacidad de sus usuarios, que finalmente se resolvió en un acuerdo económico entre los demandantes y la compañía, cerrado en 20 millones de dólares.

El tira y afloja entre Facebook y sus usuarios por este uso de la publicidad condicionó, también, algunas de las modificaciones que la red social introdujo recientemente en su política de privacidad. En ellas, Facebook se preocupó de lavarse las manos dejando claro a sus usuarios que datos personales tales como nombre, foto de perfil e interacciones podrían ser utilizados libremente para la compañía. Dichos cambios disgustaron a muchos de los seguidores de la compañía.

“Hemos revisado la explicación que proporcionamos acerca de la utilización de elementos como tu nombre, tu foto del perfil y tu contenido en relación con los anuncios o el contenido comercial, para que quede claro que otorgas a Facebook permiso para tal uso al emplear nuestros servicios”, declaraba en septiembre en una nota en su web.

Ante el desacuerdo manifestado por muchos usuarios, la red social pospuso estas modificaciones temporalmente, para, finalmente aprobarlas.

Como ya indicaron los creadores de The Zuckerberg Files, una web que, precisamente, pretende dar un seguimiento pormenorizado a la política de Facebook y Mark Zuckerberg sobre privacidad, la red social anuncia, muchas veces actualizaciones de privacidad de las que luego se retracta, ante la reacción adversa del público. Esto no es una casualidad, indican desde dicha web, sino una estudiada estrategia –en negociación se llama “poner un ancla”– gracias a la cual la compañía logra demostrar que ha escuchado a sus usuarios dando tan solo un pequeño paso hacia atrás en sus propósitos iniciales.

Foto cc:  Sean MacEntee

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.