Social Media

Facebook jamás se recuperaría de una crisis de confianza

Escrito por Redacción TICbeat

Facebook admite que el mes pasado había sufrido un ataque de malware y aseguran que no se han filtrado datos de usuarios. ¿Qué pasaría si ocurriese?

La semana pasada Facebook anunció que los ordenadores de algunos de sus ingenieros habían sufrido un sofisticado ataque de malware. La compañía activó enseguida sus mecanismos de cuarentena, limpió los dispositivos, avisó a la policía e inició una investigación. Hasta la fecha, no existen evidencias de que los datos de ningún usuario se hayan visto vulnerados. Sin embargo, el peligro ha estado muy cerca.

Un artículo en Techcrunch afirma que no se trata de discernir si Facebook ha sufrido alguna vez una fuga de datos de sus usuarios o no, sino de si sería capaz de superarla. Y la conclusión a la que llega la publicación es que no.

Un ataque que provocase una fuga de datos masiva generaría un pánico que se extendería entre los usuarios de todo el mundo y provocaría una caída en picado de las acciones de la compañía.

El modelo de negocio de Facebook se basa en un intercambio: los usuarios acceden a una poderosa herramienta de comunicación a cambio de facilitar sus datos a la compañía para que esta extraiga rentabilidad de ellos a través de publicidad y otros métodos. Pero dicho intercambio está basado a su vez en la confianza en que, en manos de Facebook, nuestra privacidad está a salvo.

Facebook es, por el momento, la excepción entre las otras redes sociales que sí han sufrido ataques a la privacidad de sus miembros, como Twitter, que hace poco reconoció que 250.000 cuentas habían sido hackeadas, o LinkedIn, que el pasado año vio cómo se publicaban los datos de 6.500 usuarios. Sin embargo, ambas son comunidades en las que prácticamente todo es público por defecto.

En Facebook, en cambio, la opción por defecto es la privacidad, así que la compañía tiene mucho más que perder si sufre un ataque.

Y el daño no consiste en el robo de fotografías y mensajes, a lo sumo, de datos bancarios, sino en el perjuicio psicológico a la marca, que sería irrecuperable y que constituye, por encima de cualquier hacker o gobierno extranjero, su peor enemigo.

Foto cc _Max-B

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.