Social Media

Facebook compra la aplicación de fitness Moves pero “huele” a geolocalización

Facebook compra la aplicación de fitness Moves pero “huele” a geolocalización
Escrito por Redacción TICbeat

La red social de Mark Zuckerberg adquiere la compañía finlandesa ProtoGeo Oy, responsable de la popular app para iOS y Android.

Facebook acaba de adquirir la compañía finlandesa ProtoGeo Oy, propietaria de la aplicación para iOS y Android de fitness Moves, bastante popular entre los aficionados a la tecnología y el deporte.

Así lo ha anunciado la empresa nórdica en su web, en la que explica que “se une a Facebook” e informa a sus usuarios de que Moves continuará funcionando como una aplicación independiente. Desde Protogeo Oy también se señala que, de ahora en adelante, sus empleados se unirán al equipo de la red social con la misión de “ayudarles a construir y mejorar sus productos y servicios”.

Pero ¿de verdad quiere Facebook meterse en el mundo del ehealth y las aplicaciones para hacer ejercicio? Se lo pregunta Mike Isaac en la web Re/code, que fue una de las primeras en dar la noticia, y llega a la conclusión de que el objetivo de Facebook no es posicionarse en el mercado de los smart watches y las smart bands, o no, al menos, de esa forma. Su meta es la geolocalización.

Como ya advierten algunos expertos en seguridad, las aplicaciones y el Internet de las cosas son una riquísima fuente de datos de todo tipo acerca de sus usuarios, que la mayoría de las veces ni siquiera tienen que hacer nada para enviarlos, pues éstos se emiten, de forma pasiva, con el simple uso de la app.

Isaac señala que eso es lo que Facebook busca con la compra de Moves: acceso directo a las rutas y recorridos por las que sus usuarios acostumbran a moverse, que podrán ligar con los negocios y establecimientos que los rodean para así vincular los intereses offline de su público con los online.

Tanto Facebook como Google han emprendido ya la senda para probar métodos que permitan a los anunciantes que utilizan sus plataformas medir las conversiones de sus campañas que obtienen en establecimientos físicos. Por supuesto, sobre estos planes, acecha el fantasma de la privacidad, ya que todos los datos que se utilicen han de ser anónimos y no identificar a ningún usuario. Pero quizá contar con acceso directo a los recorridos de la audiencia permita a Facebook conocer mejor hasta dónde llega el efecto que su publicidad tiene sobre sus usuarios.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.