Social Media

Facebook cambia su concepto de clic por coste

Facebook cambia su concepto de clic por coste
Escrito por Manuela Astasio

La red social anuncia una actualización de sus tarifas publicitarias, con las que asegura que mejorará el ROI de sus anunciantes.

Facebook acaba de anunciar cambios sustanciales en las tarifas que cobra a sus anunciantes. La red social que dirige Mark Zuckerberg actualizará en las próximas semanas el concepto que hasta ahora tenía del coste por clic, eje central de la facturación de la publicidad online.

El coste por clic es el importe que un anunciante paga a la plataforma en la que ha contratado espacio publicitario no por éste en sí, sino por la respuesta de los usuarios a sus anuncios. Hasta ahora, Facebook cobraba a las marcas por acciones como comentarios y ‘me gusta’, pero, de aquí en adelante, solo considerará clics de pago los que tengan que ver con acciones “externas”.

Así, tal y como informa en una entrada en su web para negocios, a partir de ahora Facebook cobrará a los anunciantes únicamente por los clics en sus anuncios que tengan que ver con enlaces que apuntan a webs de terceros, incluidos los vídeos que se reproducen en otras plataformas; con los call-to-action (‘Registrarte’, ‘Contactarnos’, ‘Usar aplicación’) que aparecen en la parte superior de las páginas de empresa y con los que instalan apps.

El cambio, aseguran desde la compañía, mejorará el retorno de la inversión que perciban las marcas que gasten dinero en publicidad en Facebook, y hará que su presupuesto resulte más eficiente. No obstante, el equipo de la plataforma advierte de que, mientras se implementa este cambio, algunas métricas relacionadas con los clics de pago podrían “resultar diferentes”. En concreto, los anunciantes podrían tener en los primeros momentos la percepción de que su CPC es mayor, puesto que acciones como los ‘me gusta’, los compartidos y los comentarios quedarán ahora excluidos de él. También podría darse el caso contrario, advierten desde la compañía.

En la senda de Twitter

La red social se suma así al paso dado por su rival, Twitter, que en los últimos meses ha estado implementando un nuevo sistema de tarifas publicitarias similar, en el que solo cobra a los anunciantes por los clics concretos que éstos escojan, como la descarga de una aplicación o la visita a un sitio web, a diferencia de lo que sucedía antes, cuando la red social cobraba por cualquier interacción, favoritos y retuits incluidos.

El cambio también ha tenido sus repercusiones, en este caso, en los ingresos de la compañía, que en el primer trimestre de este año no alcanzaron las previsiones estimadas, algo que su responsable financiero, Anthony Noto, achacó entonces a que Twitter estaba recibiendo menos dinero porque ya no cobra a los anunciantes por todo. Aun así, el CFO de la compañía defendió el nuevo sistema de tarificación porque, como razonan ahora desde Facebook, éste se traduciría, a su juicio, en una mayor satisfacción de los anunciantes que derivará, a su vez, en un aumento del presupuesto publicitario que destinen a la red social de los 140 caracteres.

En Facebook aprovechan para recordar que, pese a que ya no serán de pago, interacciones como comentarios y ‘me gusta’ conservarán su importancia y servirán como medidor inequívoco de “la calidad de las publicaciones”. La red social parece inmersa en una revisión de sus métricas, y recientemente también anunció cambios en la forma de medir el impacto de sus vídeos nativos, pasando a tener en cuenta interacciones como la activación del sonido y la reproducción a pantalla completa, así como la introducción de un nuevo sistema de retribución a los creadores de vídeo similar al de YouTube.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.