Social Media

Facebook cambia la privacidad por defecto de los contenidos de “público” a “amigos”

fp-privacidad
Escrito por Elías Notario

Facebook ha decidido cambiar la configuración de privacidad por defecto de los contenidos de “público” a “amigos”, movimiento que supone uno de los giros a nivel de privacidad más importantes dados por la red social.

Toca volver a hablar de Facebook y la privacidad, y, en esta ocasión, no a causa de algún nuevo episodio polémico sobre el tema, sino por algo que, de seguro, tanto los usuarios como los analistas verán con muy buenos ojos: el cambio de la configuración de privacidad por defecto de “público” a “amigos” de los contenidos publicados por los nuevos usuarios de la red social, configuración que, dicho sea de pas,o nunca habían tocado y que, al hacerlo, supone uno de los giros a nivel de privacidad más importantes dados por la red social desde su nacimiento.

La propia compañía ha dado a conocer la buena nueva a través de un comunicado en el que la explican tal que así:

Mientras que algunas personas quieren que sus actualizaciones lleguen a todo el mundo, otros nos han dicho que prefieren compartir con grupos de personas concretas o sólo con sus amigos. Reconocemos que es mucho peor para alguien compartir por error con todo el mundo cuando en realidad su intención era hacerlo sólo con amigos que a la inversa. Por eso, en el futuro, cuando las personas se sumen a Facebook, por defecto su primera publicación llegará sólo a sus amigos.

Y no se queda ahí la cosa. Además de modificar la configuración de privacidad por defecto de los contenidos de “público” a “amigos”, cuando los nuevos usuarios de la red social publiquen su primer contenido les aparecerá un cuadro en el que se les pide que elijan a quienes quiere que llegue (“Amigos” o “Público”), y si no escogen ninguna opción, queda establecido “Amigos” por defecto para ése y futuros contenidos (en cualquier momento el usuario puede cambiar la configuración para que todas sus publicaciones lleguen a todo el mundo, o hacerlo de forma individual seleccionando “Público” en la que toque).

Por otro lado, para los que ya tienen cuenta en Facebook también hay cambios. En concreto, en las próximas semanas comenzarán a implementar una nueva herramienta de “chequeo de privacidad” que les aparecerá en pantalla a los usuarios, la cual va mostrándoles sus configuraciones actuales de privacidad correspondientes a los asuntos más importantes -por ejemplo, las que tienen puestas en sus datos sensibles del perfil- junto a información que las contextualiza y posibilidad de modificarlas.

¿Por qué este golpe de timón?

Ante todo esto, y, sobre todo, ante la medida de que los contenidos dejen de ser públicos por defecto, una de las grandes preguntas que más de uno se estará haciendo es por qué Facebook ha decidido emprender un cambio de rumbo de esta envergadura, cuestión que cobra aún más relevancia si tenemos en cuenta que el objetivo principal de Zuckerberg, CEO de Facebook, siempre ha sido que su producto “haga el mundo más abierto y conectado”, y que en cada uno de los cambios relacionados con privacidad que han realizado en los últimos años nunca tocaron la configuración de privacidad por defectos de los contenidos a pesar de ser uno de los más demandados.

Varias son las posibles respuestas, aunque una destaca sobre el resto: saben que, si quieren seguir creciendo, tienen que conseguir que sus usuarios se sientan seguros y cómodos, y eso solamente lo pueden lograr atendiendo sus peticiones con la puesta en marcha de características que las cubran, justamente lo que acaban de hacer. O, expresado con otras palabras, han detectado que a los usuarios cada vez les importa más la privacidad, como lo demuestra por ejemplo que determinados servicios hayan crecido a velocidades de vértigo gracias en parte a su nivel de respeto hacia la privacidad, y por lo tanto que deben mejorar ahí para no perder usuarios y dejar de ganar nuevos, a lo que también hay que sumar que necesitan como el comer que los usuarios publiquen cuanto más mejor, y no lo harán si no están convencidos de que lo que publican llega a quienes quieren.

En resumen, esta vez, Facebook no ha tomado las medidas vistas porque el organismo público de turno se lo haya pedido, sino debido a que la táctica aplicada durante años de “impulsar a toda costa que los usuarios compartan de manera pública todo” ahora es más contraproducente que beneficiosa para ellos, como consecuencia de que cada vez más usuarios toman conciencia de la importancia de su privacidad y quieren tener más control sobre ella, de lo que a su vez se pueden sacar dos conclusiones finales: una, que los sistemas de control de privacidad de Facebook se irán haciendo más simples y accesibles, y que añadirán nuevos o modificarán los existentes con el objetivo de que el usuario pueda ajustar al detalle su nivel de privacidad.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com