Social Media

Estrategias de ‘social media’ para nuestros eventos

shutterstock_177633599
Escrito por Marcos Merino

A la hora de promocionar un evento (desde una gran feria a un ‘webinar’) es importante contar con una estrategia a través de las tres grandes redes sociales.

Cualquier tipo de evento es, por su propia naturaleza, un asunto social: la gente desea conectarse, interactuar y compartir con los demás. Y esto se aplica tanto a los asistentes del mismo como a los que lo siguen de cerca desde las redes sociales.

El social media es un recurso fundamental durante la promoción y desarrollo de cualquier tipo de eventos (desde grandes ferias a meros webinars), y cada uno de los posibles canales (Facebook, Twitter, Linkedin, nuestro blog) puede servir para un objetivo diferenciado (desde atraer clientes a nuestro stand hasta permitir la participación a distancia de los internautas en un coloquio presencial).

Generar ‘buzz’ y conectar con el público

La promoción previa al evento puede basarse en diversas estrategias diferentes: desde la publicación de posts en nuestro blog que estén relacionados con la temática del evento e incluyan un enlace al mismo, hasta el establecimiento y uso de un hashtag, o la difusión de imágenes e infografías relacionadas. Debemos tener claro que el “buzz” no se genera solo: tenemos que tener un papel activo desde nuestros perfiles sociales, promocionando el evento en nuestros muros y participando en la conversación generada.

Facebook

La mayoría de asistentes a nuestros eventos estarán familiarizados con Facebook y acostumbrados a interactuar con sus páginas de marcas. Si ya son fans de la nuestra, eso nos proporciona la posibilidad de contar con una audiencia implicada en todas las etapas del desarrollo de nuestro evento.

Si no lo son, Facebook nos dota de otra herramienta destacable: los “Eventos”, que nos permiten difundir el nuestro a través de redes de confianza (nuestros amigos y fans invitarán a sus propios amigos, que verán la invitación como una información confiable). Además, esta herramienta nos permitirá colgar fotos, vídeos y enlaces, así como generar encuestas, lo que nos facilita aumentar la implicación de nuestro público en el evento que estamos organizando.

Twitter

La ventaja de Twitter es su simplicidad y brevedad. Nos permite lanzar rápidamente mensajes concretos a nuestro público (anuncios, declaraciones, enlaces), y facilitar su localización (y visualización como evento) a través de los hashtags. Y éstos no sirven sólo para identificar nuestros mensajes, también la conversación generada en torno al evento.

La diferencia de enfoque con respecto a Facebook, al ser Twitter una red más pública, permite incorporar un nuevo público a través del “boca a boca”, pero también permite que las crisis de reputación se extiendan más rápido. Es fundamental, por tanto, monitorizar en todo momento las referencias al evento en esta red.

Linkedin

De las grandes redes sociales, es la que se dirige a un público más profesional. Esto puede restringir su uso en la estrategia social media de nuestro evento, en base a la naturaleza del mismo. Si nuestro evento se corresponde con un perfil profesional (conferencias de negocios, encuentros de networking, etc.), Linkedin se convertirá en una herramienta muy valiosa para promocionarlo.

Resultará útil, por ejemplo, tener localizados y estar presente en los grupos relacionados con la temática de nuestro evento, para poder acceder directamente a nuestro público y poder mantener el contacto con el mismo tras el evento.

Imagen extraída de Shutterstock

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.