Social Media

El insulto, estrategia preferida por los perfiles ‘fake’ de famosos en Twitter

48-millones-cuentas-twitter-son-bots
Escrito por Marcos Merino

Un estudio de la Univ. de Sevilla analiza la usurpación de la identidad de personajes famosos en Twitter y su uso del insulto para lograr contenidos virales.

La Universidad de Sevilla ha desarrollado una investigación sobre los perfiles falsos o fakes de personajes públicos en Twitter, abordando si dicha práctica de usurpación de la identidad constituye una práctica habitual en la red social, en qué casos se permite, Y qué efectos puede tener la parodia sobre la imagen y el rol social de una persona conocida.

La responsable de la investigación, la lingüista Ana Mancera Rueda, se ha centrado en el lenguaje usado por dichas cuentas fake: basándose en los planteamientos del análisis del discurso y de la pragmática sociocultural, ha llevado a cabo un estudio lingüístico de 5.030 mensajes publicados en más de medio centenar de perfiles de Twitter, todos ellos de carácter paródico y en los que se usurpa la identidad de un personaje de cierta relevancia social. Así, este estudio ha permitido identificar tres macroestrategias utilizadas por los autores de tales cuentas:

  1. El desarrollo de actividades de pretendida autoimagen por parte del sujeto parodiado.
  2. Los ataques a la imagen de los internautas.
  3. La ejecución de actos de amenaza a la imagen de terceros.

Con tales estrategias se persigue dañar tanto la imagen social del personaje público como su imagen privada, “por ejemplo, mediante ataques hacia su orientación sexual y destacando sus defectos físicos, o poniendo en duda su facultades mentales”. Además, la mayor parte de estos tuits se sirve de recursos lingüísticos de distinto tipo, que les confieren un carácter ofensivo… pero la Política de Suplantación de la Identidad de Twitter permite la publicación de dichos mensajes, con la única condición de que se especifique que esta se lleva a cabo desde un perfil paródico.

A juicio de la investigadora, el insulto en las redes sociales “se ha convertido en una estrategia cada día más recurrente. Con ella no solo se persigue deteriorar la imagen de un personaje público amparándose en el anonimato, sino también tratar de incrementar el número de seguidores en Twitter por medio de la ironía y del humor verbal, con textos que, a pesar de su carácter ofensivo, son marcados como favoritos y retuiteados, es decir, reenviados por miles de usuarios, lo que convierte a estos mensajes difamatorios en contenidos virales que alcanzan una considerable difusión”.

Vía | Univ. de Sevilla

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.