Social Media

El debate electoral en ‘streaming’ barre en tuits a la entrevista a Rajoy en TV

El debate electoral en ‘streaming’ barre en tuits a la entrevista a Rajoy en TV
Escrito por Manuela Astasio

El presidente y candidato del PP fue el gran perdedor de un formato al que se negó a acudir.

Esta campaña electoral pasará a la historia de la política española por ser la primera en la que tantos políticos se están jugando el resultado en la web social. Los candidatos no solo pelean en número de followers, sino que también han de enfrentarse a un formato de debate distinto, en el que las únicas novedades no son el tuteo o la ausencia de corbata, sino también el terreno de juego: el vídeo en streaming y el timeline de Twitter. El que organizó ayer el diario EL PAÍS -#ELPAISDEBATE- no es más que otro ejemplo.

Días después de que Twitter acogiera el que definió como el primer debate digital de España, al que también acudieron IU y UPyD, el periódico del grupo Prisa convocó a cuatro candidatos a un encuentro en el que, finalmente, como ya se esperaba, solo se presentaron tres: Pablo Iglesias (Podemos), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pedro Sánchez (PSOE). Los organizadores no quisieron aceptar las condiciones del PP, que quería enviar a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en lugar de al presidente y candidato, Mariano Rajoy, y dejaron en el plató un atril vacío bien visible en forma de protesta. Rajoy, por su parte, aprovechó para conceder una entrevista en solitario en Telecinco.

Si bien la señal del debate de EL PAÍS se compartió con distintos medios, su ámbito de visionado mayoritario fue la señal de vídeo en streaming que el periódico retransmitió desde su portada digital y, cómo no, las redes sociales. En ese último terreno el formato le ganó la batalla a la entrevista a Rajoy en Telecinco: de acuerdo con un estudio realizado por el periódico en colaboración con SocialBro, #ELPAISDEBATE generó un total de 300.000 tuits durante la noche de ayer, mientras que la presencia de Rajoy en el informativo de Pedro Piqueras se quedó en 20.000.

#ELPAISDEBATE fue trending topic global en las horas de su emisión, y aunque la predominancia de las menciones e interacciones se produjo desde España, no cabe duda de que la ausencia del candidato que encabeza las encuestas –que, para más inri, es el presidente del Gobierno- despertó el interés y la incredulidad fuera de nuestras fronteras. Dentro de ellas, los memes que hacían bromas sobre el atril vacío no pararon de multiplicarse toda la noche.

¿Qué os está pareciendo el debate de El País? A Rajoy le han sacado guapo. #elpaisdebate pic.twitter.com/BpFoF9Cm7A

— Metalovision (@Metalovision) noviembre 30, 2015

 

Las redes sociales también tienen sus picos de audiencia y su prime-time, y el del debate de ayer fue para el representante de Ciudadanos. A las 22.25 de la noche el candidato catalán obtuvo 1.000 menciones simultáneas en Twitter mientras presentaba su modelo territorial, uno de los temas que, sin duda, centraron la conversación, tanto dentro del plató como en las redes sociales. Los gráficos de EL PAÍS muestran esta mañana que en el análisis de las menciones realizadas a todos los candidatos, ‘Catalán’ es uno de los keywords estrella.

No obstante, lo que los internautas piensan no tiene que ser lo mismo que lo que dicen en Twitter. Pese al minuto de gloria de Rivera, una encuesta realizada por el periódico entre las 21.00 y las 00.00 de la noche de ayer, hora de comienzo y final, respectivamente, del debate, muestra que los usuarios creen que fue Iglesias el ganador, con un 47,01% de los votos. Le siguen Rivera (28,09%) y, a poca distancia, 24,09%, Pedro Sánchez. Un resultado que muchos atribuyen al poderío del de Podemos en redes sociales, donde, con 1,3 millones de seguidores en Twitter, supera al resto de sus competidores, incluido el mismísimo presidente del Gobierno. Lo que parece claro para casi todos hoy es que el gran perdedor del duelo fue el ausente Mariano Rajoy.

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.