Social Media

M, el asistente virtual de Facebook, sigue necesitando ayuda humana

Nuevo logo Facebook
Escrito por Redacción TICbeat

Continúan las pruebas con este nuevo producto de Facebook, que cuenta con un equipo de “entrenadores” de su inteligencia artificial.

Los planes de Facebook siempre son ambiciosos, y M, su proyecto de asistente virtual, todavía en pruebas, no iba a ser una excepción. Con él, Facebook quiere robarle a los buscadores y, en concreto, a Google, la hegemonía que actualmente ocupan como interfaz prioritaria de conversación entre la red y los usuarios.

Más allá de ese horizonte, M es un asistente personal que quiere competir directamente con Google Now, Siri (Apple) y Cortana (Microsoft), para lograr convertirse en la única puerta de acceso a Internet de millones de usuarios móviles, entablando con ellos una comunicación a través de Messenger que, al estilo de las conversaciones de chat, está inspirada por el lenguaje natural.

Para sus creadores, el punto fuerte de M reside en que, a diferencia de competidores como Siri, Google Now y Cortana, el asistente personal de Facebook no basa su funcionamiento únicamente en algoritmos de inteligencia artificial, sino que la compañía de Mark Zuckerberg ha designado a un grupo de trabajadores para que le “enseñen” a trabajar, combinando, así, tecnología y human factor, para que sea posible realizar todo tipo de peticiones a este asistente.

Lo que sucede es, según recoge un reportaje de The Wall Street Journal, es que, pese a que todavía se encuentra en una versión de prueba solo disponible para un número reducido de usuarios de la bahía de San Francisco, M aún no tiene la capacidad suficiente de responder a las peticiones de éstos por sí solo. En lugar de eso, sigue dependiendo del equipo humano que Facebook ha designado para encargarse de analizar estas solicitudes de los usuarios y darles respuesta, enseñando, de paso, al asistente a hacerlo algún día por sí solo.

Existen aún solicitudes, que, planteadas en el tan humano lenguaje natural, resultan incomprensibles para M, que sigue necesitando la ayuda de los trabajadores de Facebook para resolverlas. No obstante, desde la red social declaran al rotativo estadounidense que, pese a que el equipo de “entrenadores” de M no ha aumentado en los últimos meses, sí lo ha hecho el número de usuarios a los que el asistente es capaz de responder, y que la tecnología clave en M no es la inteligencia artificial, sino la base de datos que está acumulando de cada conversación.

Un proyecto que refleja uno de los grandes debates del futuro de la tecnología: si algún día el ser humano será capaz de diseñar algoritmos que puedan ofrecer respuestas satisfactorias a sus demandas online, o si, por el contrario seguirá necesitando siempre el human factor para construir plataformas y contenidos atractivos.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.