Social Media

Los despidos por críticas en Facebook están prohibidos

En una época de limitación global a la privacidad y de limitaciones en la libertad de expresión, una causa judicial llevada por una agencia federal de los Estados Unidos roza con lo milagroso. La Junta Nacional de Relaciones Laborales se ha pronunciado en favor de una empleada que fue despedida después de criticar a su superior en Facebook.

Dawnmarie Souza, una técnica de emergencias médicas que trabaja para la American Medical Response (AMR) del Estado de Connecticut, fue despedida cuando la compañía la encontró culpable de violar la política que prohíbe a los empleados describir la compañía de manera negativa en las redes sociales. La Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB en sus siglas en inglés) concluyó que el despido fue ilegal.

La NLRB afirma que de acuerdo con el Decreto de las Relaciones Laborales, la actividad en las redes sociales relacionada con los entornos del lugar de trabajo, incluido el personal, forma parte de la libertad de expresión y discurso protegida por las provisiones de la Primera Enmienda.

El  New York Times informa que Souza utilizó un lenguaje descortés para insultar a su supervisor, quien no le había permitido solicitar la ayuda del sindicato para preparar la respuesta a una queja de un cliente.

Lo que se dice y hace en Facebook y su impacto

Casi todos los conflictos que surgen en Facebook tienen como fondo la privacidad, pero en este caso ese no es el problema, o no solamente, sino la intención de una compañía de prohibir a sus empleados expresarse libremente en un espacio que pertenece a su vida privada.

Las redes sociales han magnificado las consecuencias de la comunicación entre individuos. Actualmente atravesamos una etapa de adaptación a ellas, por lo que todavía hay muchos usuarios que no saben medir la actividad social, o el impacto que ésta puede tener. De cualquier forma es completamente inaceptable que una empresa intente controlar la actividad en las redes sociales de sus empleados.

El Parlamento Alemán trabaja en un decreto de Ley que prohíbe a las empresas consultar en las redes sociales que no sean especializadas -como LinkedIn– los perfiles y la actividad de los candidatos a ser contratados.

Pero los usuarios debemos acostumbrarnos a la idea de que las redes sociales son abiertas, especialmente las más grandes como Facebook y Twitter, y que lo que hagamos y digamos en ellas no será jamás privado. Somos libres de decir y hacer lo que queramos, pero prácticamente cualquiera lo puede ver.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.