Social Media

#DEN2015: los escaños cambian en Twitter

DEN2015: los escaños cambian en Twitter
Escrito por Manuela Astasio

La red social acoge un debate paralelo al del Congreso que refleja la desconexión de ciertos sectores ciudadanos con los responsables políticos.

“Son ustedes muy pocos”, decía ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el debate sobre el estado de la nación, en su réplica al diputado por Izquierda Unida, Alberto Garzón. Lo cierto es que, fuera del Congreso, quizá no sean tan pocos en todos los escenarios: Garzón ya suma más de 300.000 seguidores en Twitter, que ayer acogió un debate paralelo al oficial, lo que sitúa al político malagueño por delante de candidatos de partidos con más escaños. Una diferencia que se convirtió en espejo, una vez más, de la desconexión entre las altas instancias políticas y ciertos sectores de la ciudadanía.

Garzón, de 28 años, tiene 309.000 followers en su perfil oficial (@agarzon, que, por cierto, aún no tiene el check de cuenta verificada) en la red social de los 140 caracteres. Menos que Rajoy (@marianorajoy), que, tras aquel sospechoso subidón, cuenta con 719.000, pero más del doble de los que acumula el líder de la oposición, Pedro Sánchez, del PSOE (@sanchezcastejon, 137.000), a quien Rajoy y los medios de comunicación han dedicado desde ayer mucho más tiempo y espacio que al político de Izquierda Unida, cuya intervención probablemente fue seguida con más atención desde las redes sociales que desde los asientos del Congreso.

Y las diferencias no terminan ahí: hay un político español que supera a todos los anteriores en seguidores en Twitter, pero que, sin embargo, no intervino ayer en el debate, puesto que no ocupa ningún escaño en el Congreso. Es Pablo Iglesias (@Pablo_Iglesias_), líder de Podemos, la formación que consiguió hacerse un hueco en la agenda política desde sus resultados en las últimas elecciones europeas con la lucha contra el bipartidismo PP-PSOE como su bandera. Iglesias suma 851.000 seguidores en la red social de los 140 caracteres.

DEN2015: los escaños cambian en Twitter

Podemos organiza hoy otro debate sobre el estado de la nación paralelo, programado a la misma hora en la que el debate continuará en el Congreso, durante el cual, Pablo Iglesias, como ha anunciado desde Twitter, responderá a Rajoy con lo que considera “la realidad que vive nuestro país”.

En ese debate alternativo que no está teniendo lugar en el Congreso a Podemos lo acompaña otra formación que ha despertado expectativas para las próximas elecciones, Ciutadans o Ciudadanos, cuyo líder, Albert Rivera, cuenta con 204.000 seguidores en Twitter. Otro candidato que supera a Pedro Sánchez en popularidad en la plataforma.

El debate sobre el debate sobre el estado de la nación

#DEN2015, por así decirlo, el hashtag oficial del debate, es desde ayer trending topic en la red social, aunque seguido muy de cerca por otras etiquetas que aglutinaron todo aquello que los usuarios echaron en falta en las intervenciones en el Congreso, expresado en un debate paralelo que hace que la red bulla de actividad durante estas horas en España.

Desde última hora de ayer, hay otros dos temas relacionados con lo que ha pasado en las Cortes que se han convertido en tendencia en nuestro país, llegando a sacar de la lista, hace unos minutos, a otros dos como “Rajoy” y “Congreso”. Son “Celia Villalobos” y “Candy Crush”, que hacen referencia a la supuesta ‘pillada’ en la que ayer fue sorprendida la vicepresidenta primera del Congreso de los Diputados, a la que una cámara con mucho zoom mostró prestando atención a su tableta durante el discurso del presidente del Gobierno. Villalobos asegura que estaba leyendo la prensa, pero muchos internautas están convencidos de que estaba enfrascada en el adictivo juego de tres en línea.

Foto cc: La Moncloa Gobierno de España

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.