Social Media

Qué significa CPC, CTR, CPM, CPL, ROI… Diccionario básico de marketing online

Te hablamos de algunos de los conceptos más populares del marketing online o la publicidad digital

CPC, CTR, CPM, CPL, ROI…¿te vuelves loco a la hora de iniciar una campaña de marketing online y los términos te suenan a chino? En este post te explicamos de forma sencilla el significado de estos términos.

El marketing digital en sus diversas vertientes –de contenidos, email marketing, mobile marketing, marketing de influencers, etc- ofrece múltiples opciones a las empresas para promocionar y difundir el valor de sus productos y servicios a su segmento potencial de clientes. Si hablamos de la publicidad online de pago a través de plataformas famosas como Google Adwords o Facebook Ads, debes tener a mano un “diccionario elemental” de los vocablos más usados a la hora de planificar tus campañas.

Cómo conseguir la certificación gratis de Google Adwords

¡No te preocupes! Al comienzo es muy complicado comprender y seleccionar todas las métricas que nos proporcionan estas plataformas, cuya analítica de datos y estadísticas se convertirá muy pronto en tu mayor aliada para comprender el comportamiento de tus usuarios, detectar fallos, implementar mejoras y optimizar tu página web o ecommerce para lograr un mejor rendimiento de la misma.

A continuación te proporcionamos una definición sencilla de algunos de los términos más populares vinculados a la publicidad online. 

Diccionario elemental de marketing online: CPC, CTR, CPM, CPL, ROI…

Antes de comenzar con cada uno de los términos es importante que conozcas las tres métricas básicas en cualquier campaña de publicidad online:

  • Clics: Como su propio nombre indica, esta métrica alude a cada ocasión en la que un internauta hace clic con el ratón en un anuncio o enlace publicitario.
  • Impresiones: Esta métrica se registra cada vez que a un usuario se le muestra uno de tus anuncios. El número de impresiones equivale a la cantidad de veces que los usuarios vieron tu anuncio.
  • Conversiones: Son las acciones dentro de un sitio web que constituyen un indicador importante para el anunciante. O dicho de otro modo, la conversión se trata del instante en el que el usuario “clicka” y ejecuta la acción clave marcada dentro de la estrategia de marketing que contribuye a alcanzar los objetivos marcados. Puede ser desde rellenar un formulario, descargar un archivo, generar una venta, registrarse en una newsletter, consumir un determinado contenido, hacerse seguidor… En este artículo te damos claves para mejorarlas.

Términos básicos de marketing digital

Ahora, estos son algunos de los términos fundamentales que debes conocer para dominar la interpretación de la analítica de tus campañas de marketing digital.

CTR

Siglas de Click Through Ratem tasa de conversión o tasa de click through, es un ratio de eficacia publiciataria que mide en porcentaje el número de veces en que un usuario hace clic sobre un banner publicitario o anuncio online respecto al número de veces que dicho anuncio aparece en pantalla impreso -número de impresiones-.

CPC

Es muy sencillo y el sistema de pago más escuchado por la mayoría: significa “Coste por clic”, o la manera en la que las plataformas como Google AdWords cobran a sus anunciantes. Es decir, que cada vez que un usuario hace clic en un anuncio la plataforma de publicidad online cobra una cantidad determinada. El CPC se puede obtener con la siguiente formula: CPC = Coste total/Número de clics. El anunciante paga por cada clic hecho sobre el anuncio: el principio básico de esta métrica dicta que si no hay clic no hay pago.

Lógicamente, cuantos más clics, más dinero cobrará el webmaster o plataforma y más visitas recibirá el anunciante, por lo que es fundamental que los anuncios -ya sean en forma de enlace o de banner- sean vistosos y atractivos para despertar el ansia de hacer clic de los usuarios. 

Es uno de los indicadores más interesantes ya que permite valorar el resultado de una campaña en relación a la cantidad de usuarios que han visto el anuncio y los que han hecho clic en él, por lo que contribuye en gran medida a conocer el rendimiento de palabras clave y anuncios.

Entre los proveedores de anuncios que cobran mediante CPC, las tres mayores plataformas de anuncios online son AdWords de Google, Adcenter de Microsoft, y Yahoo! Search Marketing.  (Yahoo!).

E-mail Marketing

CPI

Este término constituye el coste por interacción, una clase de puja mediane la cual los anunciantes pagan exclusivamente cuando los usuarios interactúan con un anuncio sin que sea un clic -ya que si no estaríamos hablando de CPC-.  Se considera una interacción cuando, por ejemplo, el usuario coloca el cursor encima del anuncio durante dos segundos.

Además, el coste por impresión se trata de una forma de medir el coste e impacto de una promoción, principalmente en medios impresos y en televisión. La forma de calcularlo es dividiendo el coste total en medios entre el número de usuarios que han visualizado el anuncio.

CPM

Se trata de un modelo bastante distinto al anterior. Sus siglas equivalen a Coste por Mil Impresiones, o el valor que le cuesta al anunciante que su anuncio sea visto mil veces. Por tanto, este sistema se basa en abonar determinada cantidad de dinero por cada mil impresiones -vistas- que un anuncio reciba.

Para que lo comprendas, si por ejemplo contratas un CPM de 6€ y tienes 2000 impresiones, pagarás 12€. Es habitual que el coste por impresión se utilice para incrementar el conocimiento sobre de la marca y su reputación -como acción de branding- ya que muchos usuarios verán el banner, pero todos accederán a la web como sucede el CPC. Un ejemplo de servicio de publicidad CPM es AdBooth.

Se calcula de la siguiente manera: Coste total / (Número de impresiones / 1,000).

Los trabajadores de Google cobran tanto que terminan dejando la compañía

CPL y CPA

En estas modalidades de contratación publicitaria el precio está vinculado la fidelización de clientes potenciales, ya que el aunciante paga por cada nueva entrada en la base de datos de la empresa.

Las siglas del CPL aluden al término Cost per lead. Se trata del coste por actividad o acción. Es decir, que el usuario no solamente tendrá que realizar la acción de hacer clic en el anuncio, sino que también deberá llevar a cabo una acción concreta, desde completar un formulario a hacer un pediddo o pago online de un producto, registrarte, suscribirse a una newsletter, etc…Es el sistema que emplean la mayor parte de tiendas online y ecommerce. Depende en gran medida de la capacidad de atracción del propio anunciante y el alcance hacia su target,

En este modelo de precio se valora la conversión de un usuario en lead, es decir, en una persona que nos ha dado más información, el paso previo a convertirse en cliente.

CPA alude al Coste por Adquisición, que basa el precio en los resultados obtenidos: es decir, que el anunciante abona una tarifa según el número de visitantes llegados a su web a través de publicidad online que realicen una acción determinada, sea ésta un registro o solicitud de información (CPL), una compra (CPA), un coste por clic (CPC) o cualquier otra acción previamente acordada.

5 claves que no pueden faltar en el plan de marketing de tu negocio

ROI

Son las siglas de Return on Investment. Este retorno de la inversión es el valor económico generado como resultado tras llevar a cabo diversas actividades de marketing. De esta manera, es posible conocer el grado de rendimiento obtenido a partid de una inversión. Gracias al ROI podrás evaluar cuánto ha generado en ventas cada euro invertido en una campaña publicitaria. 

La fórmula para calcular el ROI es la siguiente ROI = (BENEFICIO – INVERSIÓN) / INVERSIÓN. Es la relación entre la inversión realizada y los beneficios generados, ya sean ventas directas, conversiones u obtención de clientes potenciales.

Para mostrarlo con un ejemplo, si inviertes 500€ en recursos realizar un curso online a través del que obtienes, tras finalizar, 1.500€ de beneficios, el retorno de la inversión será del 2%. O lo que es lo mismo, por cada euro invertido en el curso, el retorno de la inversión es de 2 euros. Cuando el ROI es positivo, el proyecto es rentable. 

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.