Social Media

Cómo saber si tu cuenta de LinkedIn es segura

saber si cuenta LinkedIn es segura
Escrito por Óscar Condés

LinkedIn es una red muy valiosa para la creación de tu perfil profesional, pero es importante tener en cuenta algunos aspectos sobre privacidad y seguridad.

¿Tienes claro si tu cuenta de LinkedIn es segura? ¿Ha revisado la configuración de seguridad y privacidad recientemente? Si la respuesta es negativa podemos avanzarte que quizá tu cuenta de LinkedIn no sea tan segura como pensabas. Por defecto, LinkedIn muestra ciertas cosas que tú puede que desees mantener en privado mientras que oculta cosas que probablemente conviene que sean públicas. Pero tranquilo, que en este artículo vamos a enseñarte todo lo que necesitas saber para administrar la seguridad de tu cuenta.

Para ello debemos administrar la configuración de privacidad y seguridad del perfil. Para acceder, debemos pinchar sobre la imagen del perfil (arriba a la derecha) y en el desplegable que se abre hacer clic sobre Gestionar que aparece a la derecha de Privacidad y configuración. Como veréis, LinkedIn tiene un montón de configuraciones de seguridad. Nosotros nos vamos a centrar en los que más impacto tienen entre quienes visiten nuestro perfil.

Linkedin consejos seguridad apoyo1

Decide con quién quieres compartir tus menciones

La característica Mencionado en las noticias es una funcionalidad automática que busca nuevos artículos en línea y enlaza los nombres en esos artículos a miembros de LinkedIn y notifica las menciones a tus contactos. El valor predeterminado es el de compartir esas menciones, pero es posible que necesites cambiarlo. Para cambiar esta configuración, haz clic Activar/Desactivar la difusión de tus menciones en las noticias y aparecerá una ventana donde gestionarlo.

¿Qué es lo recomendable? Pues bien, se trata de una característica interesante para personas que tienen una presencia, digamos, positiva. Sin embargo, quizá quieras desactivarla si tú o uno de tus contactos/ clientes está involucrado en algún tema reputación que te pueda perjudicar. Por ejemplo, si está apareciendo en medios de comunicación por algún motivo poco recomendable. Ante todo, recuerda que no hay manera de controlar lo que se comparte con esta característica, las únicas opciones son tenerlo encendido o apagado.

Desactiva la opción de compartir los cambios del perfil

Esta configuración tiene menos que ver con tu seguridad personal y más con la forma en que tus contactos te ven a ti y a tu actividad. Puesto que no es necesario notificar a nuestra red de cada pequeño cambio que realicemos en el perfil, es recomendable desactivar la notificación de las modificaciones de perfil. Para ello hay dos opciones. La primera es hacer clic en la configuración de la privacidad sobre la frase Elige si deseas compartir tus ediciones del perfil y desactivar la casilla de la ventana que aparece; la segunda la tenemos en la parte derecha del perfil, en el apartado ¿Notificar a tu red?

Si en un momento dado tenemos la suerte de tener grandes noticias (como un nuevo trabajo, un ascenso o un contrato con un nuevo cliente o similar) podemos activar la notificación para volverla a desactivar después.

Decide quien ve tu feed de actividad

Este apartado muestra tareas que has llevado a cabo en LinkedIn, tales como unirte a grupos o seguir a contactos. Este feed está establecido por defecto como visible para tu red, pero puedes cambiarlo porque es probable que no desees que se muestre cualquier cambio, por pequeño que sea, lo que puede llegar a “aburrir” a tus contactos. Para cambiar la configuración y hacerla más privada, pincha en Selecciona quién puede ver el feed de tu actividad, elige la opción Solo tú y guarda los cambios. Eso sí, recuerda toda actualización que compartas con todo el público y todas las publicaciones que realices serán visibles independientemente de este ajuste.

Selecciona lo que otros ven de tu perfil

En la mayoría de los casos, te interesa que la gente sepa que has visitado su perfil de LinkedIn porque puede ayudarte en tus relaciones profesionales. Sin embargo es posible que haya ocasiones en las que prefieres que tu visita sea registrada como la de un perfil anónimo, por ejemplo si estás haciendo una investigación y prefieres que tu visita sea completamente privada. Es también una buena táctica si visitas los perfiles de posibles competidores o los de un posible empleador.

Para cambiar esta configuración, haz clic en Selecciona qué información pueden ver otros usuarios cuando visitas su perfil y decide entre tres posibilidades: Mostrar tu nombre y título, mostrar sólo características del perfil semiprivadas o ser completamente anónimo. Nuestra recomendación es mantenerse de forma pública tanto como sea posible, ya que esto ayuda a aumentar la confianza en tu persona y tu perfil lo que, en última instancia, puede ser útil para tu vida profesional.

Eso sí, si prefieres pasar desapercibido y utilizas una cuenta gratuita de LinkedIn (como la gran mayoría de usuarios de esta red), ten en cuenta que tú tampoco podrás saber quién ha visto tu perfil. Tan pronto como haces privado tu perfil, se borra el historial, por lo que te recomendamos ver quién ha visto tu perfil en primer lugar y, a continuación, cambiar el ajuste.

Determina quién puede ver tus contactos

La mayoría de usuarios piensa que todo el que tiene cuenta en LinkedIn puede ver tus conexiones, pero esto no es así. Por defecto, sólo tus contactos de primer grado (osea, las personas que tú invitaste o que te invitaron a conectar) pueden ver a tus otras conexiones de primer grado. Desactiva esta configuración si no deseas que tus contactos puedan ver al resto. Para ello haz clic en Selecciona quién puede ver tus contactos, elige Solo tú y guarda los cambios.

Decide quién tiene acceso a tu número de teléfono

Por defecto, todos los miembros de LinkedIn que tienen tu número de teléfono en su agenda pueden encontrarte y conectarse contigo. No porque nadie pueda buscarte por tu número, sino porque si alguien que lo tiene carga sus contactos en su smartphone (esta característica no existía originalmente en la red social y se introdujo al lanzar la app móvil) es posible que LinkedIn le sugiera conectar contigo.

Por tanto, es probable que quieras administrar cómo pueden conectar contigo estas personas que tienen tu teléfono. La opción para gestionarlo está en los controles de privacidad en el epígrafe Decide cómo quieres que te contacten las personas que tienen tu número de teléfono. Las opciones para elegir son la que viene por defecto (todos los miembros de LinkedIn), los contactos de primer y segundo grado o tus contactos de primer grado únicamente.

Edita correctamente tu perfil público

De forma predeterminada, LinkedIn hace que todos los aspectos de tu perfil público sean visibles para todo el mundo, incluso para quienes no tengan cuenta en la red social. Luego es lógico que hagamos algunos ajustes para proteger nuestra privacidad. Esta opción aparece en el listado de la derecha de los ajustes de privacidad, dentro del apartado Enlaces útiles y con el título Edita tu perfil público.

Al pincharlo, nos aparecerá nuestro perfil público completo y a la derecha tendremos las opciones para configurarlo. Como mínimo, debemos mantener público para todo el mundo nuestra foto y el titular (que incluye la ubicación y el sector al que pertenecemos), así como nuestros sitios web. Sin embargo, para protegernos de un posible robo de identidad es recomendable no revelar demasiada información personal al público.

Por cierto, si aún no lo has hecho, ya estás tardando en personalizar la URL de tu perfil público en LinkedIn en la que debes reflejar tu nombre completo. Ten en cuenta que si no lo haces tú, alguien podría apropiarse de ella.

Decide qué aplicaciones pueden acceder a tu perfil

Nunca está de más comprobar qué aplicaciones tienen acceso a tu perfil y a los datos de tu red de LinkedIn. Para ello, dentro de la ventana de administración de la configuración de privacidad y seguridad tenemos que pinchar en la pestaña llamada Grupos, Empresas y Aplicaciones y buscar la opción Ver tus aplicaciones. Aquí verás enumerados los sitios web externos de socios a los que has concedido acceso a los datos de tu red y perfil de LinkedIn. Revísalos y elimina el acceso de las aplicaciones que ya no uses. Eso sí, ten en cuenta que si lo haces y quieres volver a concederles acceso de nuevo en el futuro tendrás que hacerlo desde su propia web.

Linkedin consejos seguridad apoyo2

Desactiva el uso compartido de datos con aplicaciones de terceros

Si queremos establecer otra capa de protección para nuestro perfil es recomendable desactivar el intercambio de datos con aplicaciones desarrolladas por terceros (que serían las mencionadas en el punto anterior). Para ello, en la misma pestaña de Grupos, Empresas y Aplicaciones haz clic en Activa/desactiva el intercambio de datos con aplicaciones desarrolladas por terceros, desactívalo y guarda los cambios.

Revisar la cuenta

Por último, conviene revisar y ajustar la configuración de tu cuenta explorando las opciones de la pestaña Cuenta (también dentro de la configuración de privacidad). En primer lugar, pásate por Añadir y modificar direcciones de correo electrónico para agregar direcciones de email a tu cuenta. Es recomendable agregar todas las direcciones de correo electrónico que utilicemos, o al menos una dirección personal y otra laboral. De este modo LinkedIn no intentará automáticamente crear una cuenta duplicada si alguien quiere conectar contigo a través de una de tus direcciones de correo electrónico menos usadas. Después de agregar una dirección, LinkedIn enviará un correo electrónico de verificación sobre el que habrá que pinchar para confirmar el cambio.

Otra opción que conviene conocer es la que se aloja en Solicita el archivo con el historial de tus datos donde podemos acceder a un archivo con toda nuestra actividad e información de LinkedIn. Si lo solicitas, recibirás un mensaje de correo electrónico con un enlace en el que podrás descargar el archivo completo donde está toda la información que LinkedIn ha almacenado sobre ti, incluido tu historial de actividad y de cuenta, desde quién te invitó a unirte hasta la última vez en la que iniciaste sesión. Es una buena idea hacer esto una vez de vez en cuando para que siempre tengas acceso a tus datos más recientes de LinkedIn en caso de que algo ocurra con tu cuenta.

Por último, ten en cuenta que en este apartado es donde encontrarás las opciones para cambiar la contraseña o cerrar la cuenta, si es que lo ves necesario.

Consejos generales de seguridad

Para acabar, os ofrecemos unos consejos básicos para mantener la seguridad de nuestra cuenta de LinkedIn. Y es que, como ya sabéis, los problemas de seguridad cibernética están al orden del día y esta red social no es ajena a ellos.

Los ajustes que os hemos venido contando deberían bastar para mantener nuestra cuenta segura pero hay otras precauciones que conviene tomar cuando nos conectamos con LinkedIn. La primera es que hay que tener cuidado con lo que se comparte. Nunca se debe compartir una actualización o mensaje privado si se trata de algo que nos avergonzaría si se hiciese público (una buena regla es pensar: no compartas algo que preferirías que tu abuel@ o niet@ no supiera). Incluso las redes más seguras pueden hackearse con lo que cualquier cosa privada potencialmente pueden hacerse pública.

Otra norma es aceptar sólo a gente que conoces, aunque podríamos extenderlo a “gente que deberías conocer”, osea los contactos que podrían ayudarte profesionalmente. Así, cuando recibas una invitación, revisa su perfil y las conexiones que compartís antes de aceptar la invitación. Piensa que siempre se puede, antes de acceder, preguntarle por qué quiere conectar contigo. Por cierto, que esto es muy rápido y sencillo de hacer en la app móvil a través de LinkedIn Messenger.

Por último, no tengas miedo de eliminar o bloquear a alguien si crees que es necesario. Si ya no deseas estar conectado con alguien, puedes eliminar el contacto o bloquearlo desde la configuración de tu perfil con la ventaja de que la persona bloqueada no será notificada de ello.

En conclusión

Los pasos que os hemos mostrado pueden ayudaros a mantener a salvo vuestra identidad personal sin dejar de ser visibles desde el punto de vista profesional. Por supuesto, aunque los señalados son los ajustes más importantes que deberías revisar, conviene comprobar todos los elementos de seguridad y privacidad de LinkedIn para asegurarse de que vuestra cuenta de LinkedIn esté bien protegida.

Vía | Social Media Examiner

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.