Social Media

Cómo proteger nuestra cuenta de Snapchat

Como proteger nuestra cuenta Snapchat
Escrito por Óscar Condés

La fugacidad y diversión que ofrece esta red social son responsables de su gran popularidad. Pero cuidado, como todo en Internet, no está exenta de riesgos.

Aunque sea una app relativamente nueva, Snapchat se ha convertido en una aplicación muy popular como lo demuestran sus más de 100 millones de usuarios. Muchísima gente se ha unido a esta moda, ya sea para compartir selfies con los amigos o para seguir las andanzas de sus artistas favoritos.

Lo que ocurre es que muchos de sus usuarios no se han dado cuenta aún de que sus publicaciones realmente no son tan “temporales”, como afirma la propia Snapchat, y por ello tienen tendencia a compartir cosas que no subirían a otras de las redes sociales que utilizan. Por ello, desde Kaspersky Lab nos advierten de los riesgos que implica el uso de esta plataforma y nos regalan con una serie de consejos con el propósito de que mejoremos la seguridad de nuestra cuenta.

Ojo con la contraseña

Sin duda, las contraseñas son extremadamente importantes por lo que es recomendable cambiarlas con cierta frecuencia y no reutilizarlas. Lógicamente, se trata de un consejo extensible a cualquier servicio web que utilicemos y que nos pida una password, pero en el caso de las redes sociales es especialmente importante actuar con cuidado en este tema.

No es tan temporal

Una de las cosas que ha hecho que Snapchat destacara frente a otras apps de la competencia es que se pueden enviar fotos y videos “temporales”. Para quienes no conozcan la aplicación, cuando un usuario comparte una foto o un vídeo con sus amigos éstos solo pueden verlo unos segundos (máximo 10), salvo que lo añada al apartado “Mi historia” donde permanecerá 24 horas siendo accesible durante este periodo para sus contactos. Ciertamente esto suena bien, pero desde Kaspersky advierten de que hay muchas maneras de evitar la temporalidad de las imágenes. Una simple captura de pantalla en el móvil es algo que cualquiera puede hacer si es un poco hábil. Si esto ocurre, quien envió la imagen recibirá una notificación sobre ello para que sepa que alguien ha hecho una captura, pero ésta permanecerá en el teléfono del receptor todo el tiempo que él quiera.

Por otro lado, también se hace hincapié en el hecho de que cualquier cosa que se publica en la Red no suele “desaparecer“ fácilmente. De hecho, la última revisión de las cláusulas, términos y condiciones de Snapchat incluyen la posibilidad de “almacenar y compartir cualquier foto que se publique en la app“. Y aunque Snapchat dice que esto solo lo hará en momentos muy específicos y con algún motivo concreto, no deja de ser una posible fuente de problemas relaciones con la privacidad de los usuarios. Así que el mejor consejo que se puede dar es tener mucho cuidado con las fotos que se toman a través de esta aplicación.

Configura tu privacidad

Puede que tú seas de esas personas a las que les gusta compartir toda su vida en las redes sociales, pero la mayoría de gente elige hacerlo sólo para sus amigos. Si es tu caso, debes comprobar los ajustes de tu cuenta para estar seguro de que lo cosas que publiques en “Mi historia” lo vean sólamente las personas que conoces, y no todo el mundo.

Además, es conveniente comprobar tu lista de amigos y asegúrarte de que realmente todos lo son. Si alguien quiere agregarte, no le aceptes si no estás seguro de quién es. Si no le conoces, piensa que es posible que se trate de un spambot o de alguien que quiere que le aceptes para curiosear tu vida por este canal, quién sabe con qué intenciones, con lo que es mejor ignorar estas solicitudes de amistad.

Por otro lado, ten en cuenta que la opción llamada “Live” está abierta a todo el mundo. La idea es que sea una recopilación de noticias sobre vacaciones, eventos, lugares y otras cosas que puede ver quien quiera seleccionándolo. Por eso, antes de subir nada aquí deberías tener muy claro que no te importa compartirlo con cualquiera.

Otros consejos

Una última recomendación relacionada con la privacidad de las fotos es la de no conectar ninguna aplicación de terceros a la cuenta de Snapchat (la propia firma desaconseja el uso de aplicaciones de terceros, por algo será). Según Kaspersky, estas fuentes suelen ser menos seguras como se demostró por un filtrado masivo de fotos que se produjo en 2014. Aquel caso se llamó The Snappening y consistió en la subida de más de 90.000 fotos provenientes de Snapchat a una página web llamada SnapSaved.com. Muchas de aquellas imágenes incluían contenidos explícitos por lo que parece claro que sus autores no tenían intención de que se difundieran por la Red de redes.

Normalmente, cuando se hackea una cuenta de Snapchat, el resultado es el envío de un mensaje con spam a los contactos del usuario. Si recibes un mensaje de este tipo proveniente de la cuenta de un amigo, ponte en contacto con él lo antes posible para advertirle de que su cuenta ha sido violada. Si eres tú el que descubres que han hacheado tu cuenta, cambia tu contraseña rápidamente.

 

Cómo grabar en Snapchat sin usar las manos

Vía | Kaspersky

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.