Social Media

Cómo McDonald’s usa las redes sociales para acabar con las leyendas urbanas

Escrito por Raquel C. Pico

McDonald’s lanza una campaña en Canadá en redes sociales en la que responde a todas las dudas que sus clientes pueden tener sobre sus productos.

McDonald’s es una de las marcas más populares del mundo y se ha convertido también en una de las que protagoniza un mayor número de leyendas urbanas. La compañía es consciente de que esa información está ahí – sobre todo ahora que la red ha hecho más sencillo convertirla en accesible – por lo que ha protagonizado diversas campañas en las que intenta explicar la verdad sobre sus productos. La última llega desde Canadá, donde la cadena de comida rápida ha abierto una web en la que promete responder a todas las dudas que los consumidores tienen sobre sus productos.

“Estamos orgullosos de nuestra comida”, explican en las FAQ del proyecto, por lo que quieren “compartir el entusiasmo” y responder a todas las dudas que se puedan haber generado sobre sus productos. Cualquiera persona puede enviar una pregunta (desde Canadá: desde fuera del país americano no se puede participar) logueandose con sus cuentas de Twitter o Facebook en el servicio, lo que garantiza la viralidad de la propuesta. Las respuestas llegarán desde todos los estamentos de la cadena de mando de McDonald’s en el país, prometen, “desde nuestro CEO John Betts hasta nuestros partners y proveedores”.

Para que las respuestas sean más rápidamente accesibles, el site (con un estilo similar al de Pinterest en la disposición de los elementos, una de esas tendencias ubicuas en la red) otorga diferentes colores a cada una de las preguntas publicadas, en una escala que comienza con el azul y acaba con el rojo. Las preguntas que han despertado más interés entre los visitantes del site están en color rojo.

La compañía no sólo ha respondido por escrito sino que también se ha lanzado a producir vídeos que respondan de una forma clara a preguntas habituales como cómo se hacen las patatas fritas de McDonald’s o si los nuggets están hechos con deshechos.Algunos de los vídeos ya superan los siete millones de visionados.

“Había mitos, desinformación y rumores sobre nuestra marca, especialmente sobre nuestra comida”, explica a FastCompany  Joel Yashinsky, responsable de marketing de McDonald’s Canadá. Yashinsky apunta que lo que querían era mostrar transparencia, aunque reconoce que sabían que no todas las preguntas serían fáciles. “Por supuesto que algunas respuestas nos hacen sentir incómodos, como explicar que nos lleva cuatro horas fotografías un BigMac”, indica al medio estadounidense.

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico