Cómo evitar arruinar tu reputación online

huellas

El uso de las redes sociales por parte de las empresas para captar talento es un hecho. Un reciente informe elaborado por Infojobs, portal de búsqueda de empleo, asevera que el 80% de las empresas rastrean en Facebook y LinkedIn el historial de sus candidatos. Cuidar, por tanto, la reputación online es un aspecto esencial no solo para nuestra vida personal sino también para la profesional. Desde el instituto de seguridad Inteco aportan algunas claves para que sepamos cómo cuidar nuestra imagen en el mundo digital aunque la principal de ellas no es otra que el sentido común. Pero vayamos por partes:

Antes de publicar algo, hay que pensar si nos conviene hacerlo y qué tipo de información queremos proyectar. Desde Inteco recuerdan que reparar la reputación online de una persona es mucho más difícil que prevenir, así que hay que evitar publicar contenidos –cuidado sobre todo con algunas fotografías subidas a Facebook en noches de fiesta…– que pueden afectar negativamente a tu reputación presente o futura.

Configurar las opciones de privacidad de nuestro perfil en las redes sociales. Controlar quién puede acceder a la información de nuestro perfil es clave si no queremos que, por ejemplo, en nuestro trabajo accedan a las fotos de nuestras vacaciones, etc.

Vigilar qué información nuestra circula por la Red. Practicar un poco de ‘egosurfing’ o búsqueda de nuestro propio nombre en Internet nos permitirá controlar qué información hay en Internet sobre nosotros, así que no está mal hacerlo de vez en cuando. De hecho, tres de cada cuatro usuarios de Internet españoles se han buscado en Google alguna vez, según Inteco. Algunas herramientas que pueden ayudar en este sentido son Google Alerts y Google “Me on the web”. Si después de haber buscado nuestro nombre encontramos algo que no nos gusta o es incorrecto no hay que olvidar que tenemos a nuestra disposición los derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición (ARCO) al tratamiento de tus datos personales. La Agencia Española de Protección de Datos nos da las pautas para que podamos ejercerlos.

 

Contenidos Relacionados

Top