Social Media

Cómo elegir el nombre de una startup

como decidir nombre startupEstados Unidos está en pleno debate sobre cómo elegir el nombre de una startup. Y en sentido más amplio, sobre la importancia de la elección del nombre para una empresa que viva en la Web. Hipster, solo por llamarse así, ha despertado el interés de miles de usuarios, que se han registrado ya cuando ni siquiera han explicado a qué se van a dedicar. ¿Es el modelo a seguir?

Hipster es un término anglosajón que hace referencia a un grupo social concreto, los jóvenes con tendencias vanguardistas, alternativas y a la moda. Y ahora también es el nombre de esta startup de reciente creación que aún está en fase alfa privada, que no será presentada públicamente hasta la conferencia LAUNCH de finales de febrero.

En su web sólo un mensaje “Something cool is coming to San Francisco”; y una invitación a dejar el email. Suficiente.

Teoría dominante para elegir el nombre de una startup

Hipster ha sido capaz de provocar tanto ruido solo con su nombre que ha llamado la atención de los medios estadounidenses sobre tecnología. Brenna Ehrlich,  de Mashable, se pregunta si “¿debería ponerse el nombre de una empresa siguiendo un meme?”, mientras que para Alexis Tsotsis de Techcrunch la pregunta es: “¿llamar a tu startup Hipster es genial o terrible?”

A raíz del éxito inicial logrado, ¿cambia esta decisión algo sobre la teoría actual acerca de cómo elegir el nombre una startup? La sabiduría general dice que habría que elegir un nombre que sea memorable, fácil de leer, de deletrear y de pronunciar, y que esté el dominio .com esté disponible. Hipster es memorable para un grupo determinado de gente, pero han tenido que conformarse con el dominio usehipster.com.

como decidir nombre startup

Romper la relación dominio – nombre

Rompiendo la tradición, Jason Cohen ha dejado un consejo. Sugiere que no hace falta que los emprendedores no necesitan utilizar nombres con dominios disponibles cuando hacen la lluvia de idea sobre cómo llamarse o algo personalizado. Al contrario, primero tienen que decidir esto y después ver qué dominio comprar. Su argumento hace referencia al aprovechamiento de utilizades, como por ejemplo, frente a una campaña de marketing en redes sociales:

“Deberías utilizar tu dominio para algo más que para afianzar tu nombre. En lugar de llamarte GoGumdrop.com, por qué no algo como BestPartyEver.com o CandyForParties.com. ¿No se coloque en la primera posición de Google para las búsquedas de “party Candy”? Al menos este dominio dice lo que haces, por lo que sigue siendo informativo cuando se lo cuentes a alguien por teléfono o cuando pongas un anuncio.”

El “peligro” de los acortadores de URL

Una de las tendencias que se han impuesto de forma silenciosa en los últimos años, especialmente a raíz del auge de las redes sociales, ha sido la aplicación de acortadores de URL. Según Cohen, esta tendencia diluye aún más la importancia de tener un dominio con el mismo nombre que el de tu empresa. Siempre será menos importante cómo se llama la empresa que a lo que se dedica.

En el fondo, en la mayoría de los casos el nombre no va a determinar cómo desempeñas tu labor, ya sea un nombre bueno, malo o hipster.

Sobre el autor de este artículo

admin

Administrador Ticbeat- Pruebas y desarrollo
www.ticbeat.com