Social Media

Cinco fenómenos virales que marcaron un antes y un después en las redes sociales

gangnam-style

El pasado año, una “araña mutante” y un vídeo en que se mostraba la reacción de varios desconocidos al besarse por primera vez arrasaron en Internet, consiguiendo miles de visitas y siendo uno de los temas más comentados en las redes sociales. Sin embargo, estos dos son tan sólo los últimos ejemplos de una larga lista de fenómenos virales que llevan proliferando desde que se democratizara el acceso a Internet e incluso antes de que las redes sociales tuvieran el papel protagonista que hoy ostentan.

Así, desde la aparición de Internet son muchos los grandes nombres que se han colado en nuestros monitores para sacarnos una sonrisa o hacernos partícipes de una campaña solidaria. Repasamos cinco de los que más notoriedad han conseguido en los últimos años, aun a sabiendas de que hay cientos de ejemplos que merecerían estar en esta lista.

Gangnam Style

Cuando PSY creó esta pegadiza canción seguro que no se esperaba lograr un éxito tan arrollador como el que su ‘Gangnam Style’ cosechó en todo el mundo. Y es que el peculiar vídeo de este artista surcoreano (en el que se interrelacionaban bailes al más puro estilo “reggaetón” con imágenes del campo asiático y coloridos propios de los 60) logró en 2012 romper con la barrera de los mil millones de reproducciones en YouTube, siendo uno de los vídeos más vistos de la historia en esta plataforma y logrando varios récord Guiness.

Gangnam_Style_Official_Cover copia

Todas las discotecas del planeta se sumaron a la moda, replicando el ‘Gangnam Style’ en sus sesiones, mientras que famosos y anónimos no dudaron en sumarse al ‘baile del caballo’ y crear miles de versiones y parodias de esta canción, tanto con motivos lúdicos como con intenciones políticas.

Happy Tree Friends

En 1999, en pleno auge de la burbuja de las ‘puntocom’ y cuando las redes sociales apenas eran una panacea de lo que hoy son, surgieron una serie de “felices amigos del árbol”, Happy Tree Friends, que de amistosos tenían lo justo. Se trató quizás de la primera serie de animación emitida íntegramente por Internet (aunque posteriormente, en 2006, se llevó a cabo una adaptación televisiva) que cosechó un éxito internacional arrollador (en España hubo ejemplos similares, como ‘Cálico Electrónico’).

Creada por Rhode Montijo, Kenn Navarro y Aubrey Ankrum, la serie contaba con tres animales muy tiernos como protagonistas, los cuales sufrían desagradables y violentos accidentes. Humor muy ‘gore’ pero que logró convertirse en uno de los primeros fenómenos virales de la historia de Internet.

Ice Bucket Challenge

Pero el humor no es más que un componente más de la ecuación mágica de la viralidad. En ese sentido, la solidaridad y la “vergüenza ajena” también juegan un papel muy importante a la hora de convertir una campaña en un auténtico fenómeno de masas.

Es el caso del ‘Ice Bucket Challenge’, una iniciativa destinada a recaudar fondos para combatir la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). La mecánica era muy sencilla y al mismo tiempo efectiva: cada persona tenía que grabarse arrojándose un cubo de hielo por la cabeza,realizar un donativo para la investigación contra esa enfermedad y nominar a otros tres sujetos a hacer lo mismo. Famosos de la talla de Bill Gates o Iker Casillas se sumaron a esta campaña, aunque finalmente acabó en críticas puesto que la mayoría de las personas que participaron en esta cadena jamás llegaron a aportar ni un solo euro a la causa.

Harlem Shake

Hace dos años, el ‘Harlem Shake’ era el término de moda. No en vano, millones de personas no dudaron en bailar al ritmo de esta canción de música electrónica (creada por Dj. Baauer&Jeo Art), con movimientos grotescos y extremadamente hilarantes. Normalmente, los vídeos  comenzaban con una persona bailando sola al ritmo del ‘Harlem Shake’ aunque pronto se sumaban decenas de personas que agitaban brazos, piernas y caderas sin mucha coordinación y con vestuarios pintorescos, como si de un animado carnaval se tratara.

El humor de los ‘memes’

¿Quién no conoce los ‘memes’, esas imágenes graciosas en las que un sencillo rostro, acompañado del texto exacto, puede ejemplificar como ninguno un estado de ánimo? Estas viñetas, que pueden ir solas, agrupadas en cómics y en un sinfín de formatos, han encontrado el cauce de difusión perfecto en Internet y son comunes en prácticamente todas las redes sociales y foros de la Red, así como en páginas webs específicamente diseñadas para compartir este tipo de dibujos, como Cuantocabrón.com.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.