Social Media

Un brazalete que alerta por Facebook y Twitter de un secuestro

Escrito por Manuela Astasio

El proyecto Natalia está pensado para activistas en peligro.

El 15 de julio de 2009, Natalia Esterminova, una activista chechena perteneciente a la ONG Memorial, fue brutalmente asesinada, apenas 24 horas después de su secuestro. En la organización Civil Rights Defenders están convencidos de que, si las autoridades hubiesen conocido el rapto con el tiempo suficiente, su muerte podría haberse evitado. Por eso lanzan el proyecto Natalia, un brazalete capaz de alertar de un secuestro por GPS y redes sociales en cuestión de segundos.

Los primeros cinco brazaletes fueron distribuidos la semana pasada, pero se necesita mayor presupuesto, reivindica la organización, para salvar más vidas. El proyecto Natalia forma parte del programa de apoyo con el que Civil Rights Defenders cuenta para proteger a los activistas y defensores de los derechos humanos en peligro.

La pulsera es capaz de informar de un ataque a través de Facebook y Twitter “a quizás millones de personas”. A través de la señal móvil, envía la localización GPS de la víctima en tiempo real a la sede de Civil Rights Defenders y posibilita que otros contactos más cercanos también sean alertados, además de la notificación a todos los seguidores en redes sociales.

En Civil Rights Defenders también piensan que la posibilidad de que el mundo sepa de inmediato que se ha producido un secuestro estrecha el cerco sobre quiénes pretendan cometerlo, en especial aquellos gobiernos que quieran desviar la atención internacional, puesto que, de esta manera, se levanta un anillo virtual de protección sobre los activistas que están en riesgo.

La primera fase del proyecto pretende equipar a 55 activistas en los próximos 18 meses, gracias al apoyo económico de patrocinadores y del público. Robert Hårdh, director ejecutivo de Civil Rights Defenders, afirma que con Natalia “cualquiera puede contribuir a la defensa de los derechos humanos, ya sea gracias a donativos o mediante el simple apoyo en redes sociales”.

“Si nos dieran la oportunidad, a la mayoría de nosotros nos gustaría ayudar a quienes están en peligro”, asegura.

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.