Social Media

Bananity: “En España amamos mucho más que odiamos” – entrevista

Bananity¿Qué es lo que amas y qué es lo que odias? Con esa pregunta se ha abierto Bananity, una de las últimas apuestas españolas que intentan posicionarse en el cada vez más complejo mundo de las redes sociales. Detrás de Bananity están Pau García-Milà y Sergio Galiano, sus cofundadores, y ha contado con el apadrinamiento de Andreu Buenafuente en su salida al mercado.

“Bananity está abierta a todo tipo de usuarios”, nos explica Albert Martí, CEO de la compañía, “ejemplo de ello es la diversidad de contenido creado”. Viajes, cine, teatro, literatura… son algunos de los temas que los intenautas se encargan de ensalzar o criticar. “Caben todo tipo de gustos y opiniones, siempre y cuando se mantenga el respeto y el buen ambiente”, asegura.

Pregunta: ¿Por qué es necesaria una red social para enumerar las cosas que amas y las que odias?

Respuesta: El objetivo de Bananity es ayudar a las personas a disfrutar de las cosas que les apasionan, descubriendo usuarios muy afines a ti con los que poder intercambiar sugerencias y experiencias. Para hacer recomendaciones realmente personalizadas hay que conocer el perfil completo de una persona y ello conlleva no solo las cosas que te gustan sino también las que no te atraen. Por ejemplo, si te pidiera que me recomendaras una película de acción, solo acertarías si tuvieras también en cuenta los actores que no me gustan, o la recomendación me sería de poco valor y probablemente incorrecta. Incluyendo la posibilidad de definirte de forma completa como usuario, Bananity es de este modo el único recomendador que acertará realmente.

Albert Martí

Albert Martí

P: Entiendo el atractivo que puede tener para las marcas el saber la cantidad de amor y odio que genera su marca, pero ¿para el usuario? ¿Por qué el usuario compartiría esa información en internet? ¿Pensáis que la necesidad de desahogarse es suficiente para dar impulso a una red social?

R: El amor y el odio en Bananity es el medio pero no el fin en sí. A partir de compartir lo que amas y odias puedes acceder a recomendaciones personalizadas para disfrutar aún más de lo que te gusta. Además, también puedes encontrar personas ajenas a tus círculos habituales y con los mismos gustos que tú (tus “almas gemelas”), con las que aprender y compartir. De esta forma combinamos la capacidad de la intuición humana de aquellos usuarios que se parecen a ti y de los algoritmos inteligentes.

En Bananity lo más importante son siempre los usuarios. En primer lugar el usuario es quien decide y crea de forma muy sencilla todo el contenido, enriqueciéndolo con conceptos de cualquier tipo y categoría, votando de forma democrática y creando una comunidad que intercambia recomendaciones personalizadas a un ritmo muy intenso. En pocos meses se han generado casi 70.000 bananities (conceptos susceptibles de ser amados u odiados) y casi un millón y medio de votos. Imagínate los cientos de miles de recomendaciones inteligentes enviadas en un tan breve plazo de tiempo.

P: Continuando con las marcas, ¿cuentan ellas con algún tipo de acceso especial que les permita conocer qué se está diciendo de su marca públicamente? ¿O no le queda más remedio al responsable de RRPP que hacerse una cuenta en Bananity para ver qué se dice de sus productos?

R: Bananity se encuentra actualmente en fase beta, en la que estamos 100% concentrados en dar un buen servicio a nuestros usuarios y poder ofrecerles el mejor producto posible, con constantes mejoras y esfuerzos por alcanzar pronto el nivel de calidad al que aspiramos. En este marco no se han probado todavía vías de colaboración específicas con marcas (aunque muchas se han interesado ya y han querido formar parte de la comunidad), pero cuando lo pongamos en práctica será siempre poniendo por delante los valores de respeto de la privacidad del usuario y la no intrusividad (no hacer llegar información al usuario que no le interesa o hacerlo en el momento inadecuado), ofreciendo siempre un valor añadido al usuario.

P: ¿Cuántos odios y amores se pueden notificar en un día? ¿Son los usuarios más receptivos a contar lo que aman o lo que odian?

R: Ha sido gratificante comprobar que, al contrario de lo que se podría imaginar, en España amamos mucho más que odiamos. Teniendo total libertad de decisión, los usuarios han generado el doble de “loves” que de “hates”. Esto, junto con el buen ambiente que tenemos en la comunidad, nos renueva las ganas de seguir adelante en todo momento.

P: ¿Cuántos usuarios cuenta ya Bananity? ¿Cuáles son vuestras previsiones de crecimiento?

R: Con 3 meses de vida y un sistema de invitaciones hasta hace pocas semanas, Bananity ha alcanzado ya casi los 20.000 usuarios. Es un número que valoramos positivamente, sobre todo por el compromiso que demuestran la gran mayoría de ellos. Recibimos constantes mensajes y sugerencias que nos ayudan a seguir mejorando día a día. ¡Los usuarios juegan un papel fundamental en Bananity! Además se han creado ya fuertes lazos de amistad entre muchos de ellos, así como comunidades según gustos y aficiones. Nuestra comunidad es realmente especial.

P: Bananity ha llegado al mercado como un producto de capital 100% español. ¿Cuáles son los planes de internacionalización de la red social?

R: Efectivamente se trata de un proyecto “de casa” (tanto la inversión como el talento que hay detrás), apostando por un sector acostumbrado a ver grandes nombres internacionales.

De cara a posibles próximos pasos, nos ha gustado ver el buen recibimiento que hemos tenido ya en varios países de Latinoamérica, probablemente por la cantidad de cosas en común que tenemos y el parecido cultural. Tenemos una clara vocación internacional y pensamos que éste puede ser nuestro primer paso de expansión fuera de España.

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico