Social Media

Este es el poderoso efecto de un ‘Me gusta’ en Facebook para tu cerebro

Este es el poderoso efecto de un ‘Me gusta’ en Facebook para tu cerebro

Cada vez se llevan a cabo más investigaciones centradas en el impacto real de las plataformas sociales en nuestra salud psicológica. ¿Quieres saber qué provoca en el cerebro recibir un `Me gusta´ en Facebook?

En muchas ocasiones concebimos los `Me gusta´ que recibimos en Facebook como simples pasatiempos, indicadores de interés por parte de otros usuarios o acciones que realizamos de forma casi automática, presos del magnetismo irrefrenable de los clics. Sin embargo, escarbando más allá de esta sensación nos encontramos con que, al igual que redes como Instagram pueden revelar depresión, Facebook puede influir de forma significativa en el estado psicológico de la población, en concreto, del segmento adolescente. 

Vero, la red social de moda sin publicidad que rivaliza con Instagram y Facebook

Una investigación elaborada por la Universidad de California reveló que existen determinados circuitos neuronales, sobre todo en los adolescentes, los cuales se activan al ver ‘Me gusta’ en redes sociales como Facebook o Instagram. Estas acciones activan las mismas regiones cerebrales que cuando ganamos dinero o comemos un alimento que nos produce placer y nos provoca la liberación de endorfinas, como el chocolate.

El estudio sometió a prueba a un grupo de voluntarios adolescentes consumidores activos de plataformas sociales como Facebook y su reacción ante los ‘Me gusta’ se evaluó a través de resonancia magnética: cuando la cifra era elevada, se desencadenaba una gran sensación de placer y la actividad cerebral aumentaba, sin importar el contenido de la imagen. En contrapartida, tener pocos likes es equivalente a frustración y acarrea consecuencias psicológicas negativas. 

Por otra parte la investigación concluyó que los adolescentes tienen a darle a like a las fotografías que ya acumulan un número elevado de los mismos y ser más reacios a hacerlo con las imágenes que tienen menos éxito, una suerte de retroalimentación con el que imitan al resto de personas independientemente de cuánto les guste el contenido en realidad. 

Puedes consultar el estudio completo en el siguiente enlace.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.