Social Media

Así es Instagramers, la comunidad para los fans de Instagram

Escrito por Autor Invitado

Instagramers es la comunidad sobre Instagram creada por Phillipe González. en la que los usuarios comparten sus diversas experiencias en torno a la plataforma.

700 millones de usuarios hacen de Instagram la plataforma fotográfica preferida por usuarios… y anunciantes. Todo, a pesar de que Snapchat ha ido recortando la diferencia entre ambas en los últimos 5 años aunque sin llegar a preocupar a Facebook, su propietaria de pleno derecho. La misma que, tras su adquisición en el año 2012, ha trabajado duro para convertirla en el referente que es hoy.

Y es fruto de ese esfuerzo, y del éxito recogido con él, lo que hizo que cobrase vida una comunidad de usuarios como Instagramers. Un pequeño espacio en el que se reúnen a diario todos aquellos fans de la plataforma que desean compartir entre si su experiencia, tanto positiva como negativa.

El nacimiento de Instagramers

Phillipe González fue el artífice del nacimiento de Instagramers, en una etapa de su vida en la que tras crear decenas de webs y todo tipo de aplicaciones, acumulando con ello más de 10 años en el mundo de Internet” tomo la decisión de dar una vuelta de tuerca a sus pasos, la cual tuvo su culminación en el año 2010 cuando un amigo le descubrió Instagram. Fue el primer movimiento hacia la creación de la comunidad que cobró vida poco después.

Phillipe comenzó publicando únicamente “dos o tres fotos cada día” como hacía cualquier otro usuario “de los poquitos miles que usaban la app por aquel entonces”. Con el tiempo, este uso de Instagram fue creciendo junto a su conocimiento sobre ella lo que le hizo darse cuenta, curiosamente, de la falta de información que existía sobre ella: “Ni la propia plataforma tenía blog por aquel entonces” defiende.

Una carencia que ralentizaba el crecimiento de Instagram y a la que quiso poner fin “compartiendo todos mis conocimientos profesionales sobre redes sociales y sobre comportamientos y reglas de éxito”. ¿Cómo lo llevó a cabo? “A través de la propia comunidad de Instagramers”.

Así, los primeros contenidos de Instagramers se reducían a “breves tutoriales. Más tarde se añadieron “los consejos, las entrevistas a usuarios destacados a nivel internacional y otros muchos”. A parte, Phillipe creó “una fan page en Facebook y, como no podía ser menos, una cuenta en la propia Instagram”.

Gracias a todo este trabajo muchos usuarios comenzaron a participar del día a día de la comunidad hasta el punto de que, en poco tiempo y entre todos ellos, llegaron a la conclusión de que Instagramers debía dar un paso más el cual consistiría “en montar un par de grupos de fans, en Barcelona y Madrid, con la marca en sí, pero con el nombre de usuario @IGers y sus declinaciones como nomenclatura”.

El truco de Instagram para que tu jefe no vea tus Stories más comprometidos

Un paso adelante que originó el nacimiento de “@igersbcn, @IgersMadrid  y, al tiempo, @IgersLondres, @IgersMilan, @IgersManila, @IgersSF…”. Todos ellos fueron, y son, dignos predecesores de lo que hoy son 500 grupos de Instagramers en más de 80 países los cuáles “organizan unos 40 o 50 eventos al mes”. Mucho por lo que Phillipe puede esbozar una enorme sonrisa.

Lo que no te mata, te hace más fuerte

Pero no todo fueron siempre buenas noticias para Instagramers. La comunidad también le ha generado a Phillipe algún que otro quebradero de cabeza. El peor fue el “no poder usar el nombre de usuarios de @Instagramers, el cual le dieron a otro luego sin problemas, y tener que conformarnos con @Igers como referente”.

Un escollo que visto con la perspectiva que da el paso del tiempo “ha terminado siendo una fuerza, ya que los nombres de usuarios actuales son más cortos como @igersMadrid en lugar de @instagramersmadrid, por ejemplo”. También se evitaron “posibles problemas legales con la propia Instagram, que puede detectar y cerrar cuentas que lleven su nombre en el del usuario”. Como dice el dicho: no hay mal que por bien no venga.

Más de un lustro de éxito

Junto a Phillipe, echamos la vista atrás y viajamos al estreno de Instagramers. Un día que su creador, curiosamente, recuerda como “uno más” y no por no fuese especial sino porque para él “cada día que pasa en esta comunidad es como el primer día”.

Así, y tras estás primeras y cruciales 24 horas de vida, Instagramers ha trazado una trayectoria compuesta de 6 gloriosos años que Phillipe jamás imaginó cuando emprendió el proyecto: “Pensé que mi blog podría tener algo de éxito al ser el único, o uno de los únicos, relacionados con esta temática. Sin embargo, con el paso de los años vi que Instagramers y sus grupos podrían tener éxito a nivel local: España… Europa como mucho”.

Pero la cosa, inesperadamente, llegó más allá. Tanto que hoy Instagramers es una comunidad internacional, que llega a casi todos los rincones del mundo, habiendo países en los que son más “socialmente activos que otros” como “los latinos, Brasil y todo el cono suramericano”. Les siguen “Europa, España, Francia e Italia” para terminar con “Indonesia y Asia”. Una expansión fruto del “poder de la comunidad y de los miles de entusiastas que ayudaron a llegar a todos lados este fenómeno de masas”.

También pusieron su pequeño granito de arena las distintas alternativas de ocio que, sin ánimo de equivocarnos, son ya un referente en cada uno de sus sectores.

Más que una ‘instared’ de fotografía

El éxito de Instagramers a nivel global hizo que Phillipe pensase en un nuevo paso adelante para la comunidad. Éste, se materializó con la creación de diferentes propuestas de ocio.

La primera son los eventos que organiza, entre los que encontramos los famosos “instameets, que son encuentros sociales entre usuarios, los photowalks, que son paseos fotográficos organizados y con un recorrido definido, los instatrips, que son viajes muy elaborados que sirven para promocionar un destino turístico y, por último, los concursos artísticos que dan pie a una exposición de los ganadores en un prestigioso emplazamiento como es la Instagramers Gallery, situada todo el año en la Fundación Telefónica de Madrid”.

Ésta última es, precisamente, la segunda alternativa de ocio que nos ofrece Instagramers. Hablamos de una “galería única en el mundo” en la que, entre otras muchas cosas, se trata de “promocionar Instagram y la fotografía móvil como una nueva forma de arte social”. ¿Cómo lo hace? A través “de las obras de cerca de 30 artistas internacionales, expuestas de forma permanente, y mediante exposiciones puntuales relacionadas con otras que hay en la propia Fundación Telefónica”.

El límite está en… Instagram

Es inevitable ver la estrecha relación entre Instagramers e Instagram. Esto hace que el futuro de la primera, sin duda, dependa de lo que ocurra con la segunda. De momento, y dada la positiva evolución de Instagram, parece que seguirán caminando juntas por mucho tiempo. Y es que, para Phillipe “Instagram ya no es sólo una aplicación de edición de fotos. Tampoco una simple red social fotográfica. Hablamos de un auténtico ecosistema del entretenimiento en el que podría caber casi de todo”.

7 cursos online gratis para usar Instagram de forma profesional

Esto sin olvidar que debe siempre estar adaptada “a los nuevos tiempos, las nuevas tendencias y no dejar de ser entretenida”. Sino habrá un día en el que “llegue otra red social más divertida, los usuarios eliminarán sus cuenta y se irán y no se captarán nuevos miembros”. Será el fin, algo que en Instagramers no se desea ya que el efecto en ella sería el mismo: “Instagramers dependerá en gran parte de lo anterior, de la evolución de Instagram y sus usuarios”. Pero no sólo eso. También “es clave nuestro talento y el trabajo diario”.

En resumen. Phillipe sabe que Instagramers tiene un futuro prometedor. Por eso, seguirá luchando por ella mientras las fuerzas no flaqueen y “hasta que la gente se aburra de mí”. Ese, y sólo ese, será el momento de echarse a un lado. Nunca antes.

Artículo escrito por Alejandro López Pérez

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado