Salud Social Media

Así es cómo Facebook, Instagram o Twitter perjudican la salud mental de los jóvenes

Solo YouTube se posiciona como una red social positiva en materia de salud para los adolescentes. Instagram es la peor plataforma en prácticamente todos los puntos analizados.

Sabemos que las redes sociales nos tienen absortos y que pasamos gran parte de nuestra vida pegados a Facebook, Instagram o Twitter. Pero de lo que quizás no seamos conscientes es de los problemas mentales que esta adicción pueden causar en nosotros, especialmente entre los más jóvenes.

Un nuevo estudio realizado a adolescentes de entre 14 y 24 años demuestra que Instagram, Facebook, Snapchat o Twitter dañan de forma directa la salud mental de sus usuarios. Todas estas redes tienen, a juicio de los expertos, un efecto muy negativo en los jóvenes en tanto que pueden exacerbar las preocupaciones sobre su imagen corporal, producir problemas de sueño o causar sentimientos de ansiedad, depresión y soledad.

La encuesta se llevó a cabo en Reino Unido con casi 1.500 jóvenes a los que se preguntó sobre 14 criterios distintos de salud y bienestar, según recoge The Guardian. En la misma, Instagram se consolidó como la peor red social de todas, especialmente a la hora de incrementar los cuadros de insomnio, depresión y soledad entre los más jóvenes. A su favor, eso sí, juega la relativa capacidad que Instagram ofrece a los adolescentes para expresarse, reforzar su identidad o recibir apoyo emocional.

Sorprendentemente hay una plataforma social que escapa a los malos resultados en materia de salud: YouTube. En ese sentido, la compañía de vídeos de Google presentó un impacto muy negativo en la cantidad y calidad del sueño de sus usuarios, pero recibió buenas calificaciones por su impulso de la conciencia y la comprensión de la salud, la autoexpresión o el apoyo en casos de personas solitarias o con problemas emocionales.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • anonimo

    Es curioso, cuando algo funciona siempre salen expertos dispuestos a sacar los puntos negativos de tales cosas. Que si las redes sociales provocan tal y tal cosa.. Cuando no existían las redes sociales lo que era malo eran los videojuegos porque en ese entonces era lo que estaba de moda. Y digo yo, si se hace un buen uso de estas cosas no será todo malo, o si? Dejad ya de alarmar a la gente con cosas, que si no nos mata una cosa nos matara la otra. Disfrutad de la vida y a relajarse!.

  • Elizabeth Si Erick

    hola Alberto Iglesias Fraga, necesito una consulta urgente o morire

  • WannaCry

    Me encantan estos artículos, especialmente porque la mayoría tienen una visión frontal dejando pasar por alto muchos detalles. Por empezar las redes sociales no hacen daño a la salud, quien hace daño a la salud de los demás són las personas, para que lo entendáis decir que las redes sociales afectan la salud de los jóvenes es como decir que los cuchillos afectan la salud de las personas porque pinchan y cortan, es el uso que le das. La gente es cruel especialmente en españa país donde el marujeo y el fútbol es top e intocable, programas tipo gran hermano, programas donde todo el mundo chilla nadie entiende a nadie, donde todos se critícan a todos, donde en muchas ocasiones incitan a comparar con los demás, a resaltar los fallos de los demás… eso si cuando hay un comportamiento extraño en un jóven rápido hechar la culpa o a los videojuegos o las redes sociales… incapaces de ver que si la gente se critica en las redes sociales es porque en la TV les enseñaron a criticar, donde la pésima educación de este país tiene una brecha bestial, donde nos gobiernan corruptos que lo único que enseñan es a “para que trabajar si puedo robar o engañar”… Crecí en una época donde solían hacer dibujos a las 5 de la tarde cuando salías del colegio, pero eso duró poco, poco a poco empezaron a cambiar dibujos por programas de marujeo, se expandió como un virus, en esos tiempos el internet apenas había salido no existían ni los modem 56k… A día de hoy con tanta telebasura se sorprenden de que los jóvenes se pasen horas en internet, un lugar donde ven lo que quieren cuando quieren, escoge lo que quieren ver, por eso la tv está muriendo y ni siquiera se dan cuenta, es más fácil hechar la culpa a algo como redes sociales o videjuegos antes de decir oye está pasando esto que podmeos hacer para solucionarlo o mejorarlo. SSSSSSSpaña va bien…

  • David Salado Rodriguez

    En mi experiencia personal, Facebook comenzó a existir en el 2003, yo abrí cuenta con ellos en ese mismo año y aun no contaban con más de 11000 usuarios. Recuerdo cuando se llegó a los 250000 y al medio millón… pero también recuerdo la tensión que se expresaba en el ambiente del mantenimiento de los servicios… era gratis, pero también era un colador en la seguridad, un quebradero de cabezas en varios aspectos tecnicos y comenzaban a plantearse si se cobraba o no por los servicios… pero decidieron innovar con ideas revolucionarias que nunca antes se habían usado en internet: La mineria de datos, la publicidad personalizada y lo mejor de todo, los juegos sociales, que eran gratis para los jugadores y de pago para los que ofrecian el juego, a cambio de acceso a la información no personal del perfil de la cuenta. Facebook siempre se ha caracterizado por un cuidado muy medido en la privacidad de los datos de los usuarios y solo se comercian con aquellos que no comprometen lo personal del usuario de la cuenta. Si lees las condiciones del servicio, allí lo explican.