Social Media

La alergia a las redes sociales de los principales directivos españoles

Juan Roig es uno de los directivos españoles que no cuenta con presencia en redes sociales. Pero no es el único: he aquí los cinco casos más notorios.

Según un estudio de CEO.com, aproximadamente el 61% de los dirigentes más poderosos del planeta no tienen ningún tipo de presencia en redes sociales. Un déficit de interés por los canales 2.0 que también es patente entre el tejido directivo de nuestro país: consejeros delegados de cinco de las organizaciones con mayor volumen de facturación en nuestro país, como Mercadona, Repsol, Cepsa, Endesa y El Corte Inglés, todavía no han creado sus perfiles personales en Twitter y Facebook.

Y es que, muchos altos directivos tienen recelos a la hora de adentrarse en redes sociales por miedo a recibir críticas, ser cuestionados o mostrar opiniones personales que vayan más allá de los protocolos y la imagen pública que su compañía quiere ofrecer. Sin embargo, con su ausencia en un canal de difusión tan fundamental lo que transmiten es una sensación de falta de transparencia y crean muros que dificultan el engagement entre las marcas que representan y sus consumidores.

¿Quiénes son en concreto los directivos españoles que prescinden de las redes sociales en su día a día? ¿Por qué lo hacen? La consultora de comunicación Eureka PR ha recopilado algunos de los casos más destacados del IBEX 35:

  • Juan Roig, CEO en Mercadona: A pesar de ser el máximo responsable de la marca que más factura en España y única compañía de nuestro país en el ‘Top Ten’ de las empresas más valoradas por los consumidores españoles, según un estudio de Brand Asset Valuator, Juan Roig no ve con buenos ojos exponerse en los canales sociales. Por todos es sabido que la característica que mejor define a este directivo, poco amigo de las entrevistas, es la prudencia, un atributo del que millones de usuarios en redes sociales suelen prescindir a la hora de hacer ciertas críticas…
  • Josu Jon Imaz, CEO en Repsol: Tal y como publicó la compañía hace unos días, la petrolera pulverizó todas las previsiones de 2016 embolsándose, así, 1.736 millones de euros y recortando en un 32% su deuda. Sin embargo, la percepción entre el público de las compañías petroleras, al igual que ocurre con las energéticas, es más bien negativa, principalmente por el impacto medioambiental, una de las mayores preocupaciones de la sociedad en la actualidad, y por los precios fijados por sus bienes y servicios, percibidos como excesivos dada la situación económica actual.
  • Pedro Miró Roig, CEO en Cepsa: El consejero delegado de la petrolera ocupó su actual cargo en septiembre de 2013 y, a pesar de gozar de buena fama en los círculos de químicos, fue galardonado con el Premio ANQUE -que reconoce los méritos en el orden corporativo- en 2015, ha optado por mantenerse en el anonimato social. Además de no ser muy fan de las entrevistas, Miró Roig es más que consciente de que las redes sociales no son precisamente un valor seguro, sino un entorno desgobernado donde una declaración mal sacada de contexto puede convertirse en ‘trending topic’.
  • José Damián Bogas, CEO en Endesa: La buena marcha de la eléctrica sería el principal aliciente de Bogas para atreverse a dar el paso -los beneficios de la empresa aumentaron en más de un 30% en el último año-, no obstante, las críticas constantes al sector y las recientes subidas de los precios han causado –y siguen haciéndolo- auténtica indignación en Twitter y Facebook, sobre todo en la primera.
  • Dimas Gimeno, CEO en El Corte Inglés: A pesar de haber disparado las ganancias del grupo aumentando en un 4,3% las ventas y haber dado empleo a más de 500 personas, por el momento Gimeno tampoco se ha atrevido a abrir ningún perfil personal en redes sociales… Ni siquiera el cambio de estrategia de la marca para aproximarse aún más a la sociedad actual parece haberle hecho cambiar de idea.

Además, consejeros delegados de empresas que cotizan en el IBEX35 como Pablo Isla (Inditex), Carlos Jarque (FCC), Rafael Villaseca (Gas Natural) o incluso Florentino Pérez (ACS), tampoco estiman que sea necesaria o beneficiosa su presencia en este tipo de plataformas.

Ejemplos positivos

No obstante, dentro de un mundo gobernado por CEOs ‘analógicos’, los hay quienes sí han querido abrirse a la tecnología y la comunicación directa con el resto de usuarios. Uno de ellos es Antonio Huertas, CEO de Mapfre, quien busca impulsar la visibilidad de todo lo que acontece en el ‘universo Mapfre’… pero tampoco pierde el tiempo para mostrar una cara más desenfadada con contenidos que se alejan de los negocios.

El otro gran exponente es José María Álvarez-Pallete, consejero delegado de Telefónica, muy activo en Twitter, donde cuenta con un perfil desde el 31 de agosto de 2010 donde combina mensajes corporativos con una faceta más personal, en la que muestra hobbies como el running y la investigación; además de demostrar ser fiel lector de TICbeat

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.