Social Media

Alemania acusa a Facebook de abuso de posición dominante en el mercado

Alemania acusa a Facebook de abuso de posición dominante en el mercado

Tras una extensa investigación de veinte meses de duración, la oficina alemana de antimonopolio acusa a Facebook de abuso de posición dominante en el mercado de las redes sociales, poniendo el duda el modelo con el que monetiza los datos de los usuarios.

Han sido veinte meses de investigación por parte de la Bundeskartellamt, la autoridad alemana en materia de competencia, tras lo cuales han concluido que Facebook ostenta una posición dominante entre las redes sociales y que abusa de ella en el mercado. Desde Bonn la oficina antimonopolio dirigida por Andreas Mundt ha adelantado parte de las conclusiones, que ponen en duda el modelo seguido por los de Zuckerberg para monetizar los datos personales de sus 2.000 millones de usuarios mediante publicidad dirigida, los cuales recopilan a través de APIs.

8 consejos para aumentar la privacidad de tu perfil de Facebook

“Facebook está abusando de su posición dominante al condicionar el uso de su red social a que se le permita acumular de forma ilimitada todo tipo de datos generados en el uso de páginas web terceras y sumarlo a las cuentas de los usuarios de Facebook“, apunta el comunicado oficial. Entre las páginas figuran apps y servicios de Facebook como Instagram o Whatsapp, pero también webs externas que tengan el conocido like de la plataforma.  A juicio de Mundt, la extensión y la forma de la recolección de datos viola los principios obligatorios de protección de datos europeo.

La publicación de estas conclusiones preliminares es simultánea a una campaña publicitaria de Facebook en las calles donde explica los métodos de privacidad de la plataforma. Por su parte, la compañía ha rechazado la acusación por ser inexacta. “Aunque Facebook es popular en Alemania, no somos dominantes”, se ha defendido Yvonne Cunnane, jefa de protección de datos de Facebook Irlanda, que supervisa las operaciones de la empresa en Europa.

Desde Facebook han subrayado que las compañías dominantes pueden ignorar impunemente a los clientes insatisfechos, pero que su empresa adapta constantemente los servicios a las necesidades de la gente. En los próximos meses, la plataforma introducirá nuevos controles de protección de datos.

Cabe destacar que Berlín introducirá una ley en 2018 que sancionará con multas de hasta 50 millones de euros a las redes sociales que no retiren rápidamente aquellas publicaciones de contenido que propaguen discursos de odio.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.